Publicidad

La Gimnástica Segoviana obtuvo un importante triunfo en su desplazamiento a Tordesillas, que le permite resarcirse de la derrota de la jornada pasada en La Albuera frente a la Arandina y mantenerse en los puestos con derecho a disputar el play off de ascenso a Segunda División B. Por su parte los locales, con esta derrota no logran revertir su mal inicio de campaña, y continúan una racha negativa que les coloca en puestos de descenso de categoría.

No había tenido el conjunto azulgrana la mejor semana de su historia, con dudas después de verse superada por la Arandina, y recibiendo críticas que obligaron a Manu González a salir en defensa de su plantilla. Con un planteamiento bastante más acorde con lo que demandaba el partido, el equipo azulgrana (de rosa en Las Salinas), fue dominador del encuentro durante prácticamente su totalidad. Tanto fue así que Farolo fue, de largo, el mejor jugador del Tordesillas.

UN GOL PARA SERENAR LOS ÁNIMOS

Se adelantaron muy pronto los segovianos. El cronómetro apenas marcaba el minuto 2 de juego cunado Javi Borrego culminaba una buena jugada personal en la que tras recibir un balón, consiguió marcharse de su par y batir a Farolo con un disparo al segundo palo que se coló al fondo de las mallas. La cuña de la propia madera es la que hace daño, ya que Borrego jugó en el equipo tordesillano, donde tantas tardes de éxito protagonizó.

El partido presentaba un claro dominio visitante, aunque el Tordesillas intentaba poner el contrapunto a base de mucho trabajo físico sobre un terreno de juego que poco a poco se fue poniendo muy blando, con la lluvia cayendo de manera impenitente durante muchos momentos del partido.

Por parte segoviana tanto Dani Arribas como Manu dispusieron de ocasiones muy claras, pero ambos se toparon con Farolo, que neutralizó sus lanzamientos desde la frontal del área. El equipo de Manu González quería marcar un segundo tanto que dejara noqueado a su oponente, y Asier Arranz, de nuevo en el lateral izquierdo, llevó peligro al área local, aunque sin conseguir su objetivo.

El buen inicio del partido de los gimnásticos les llevó a ponerse por delante desde el minuto dos

Cuando se acercaba el intermedio, los visitantes sí lograron aumentar su ventaja en el marcador. En una segunda jugada tras un saque de esquina, Rui puso el balón medido para que fuera rematado de cabeza por Domingo, batiendo sin remisión a Farolo y colocando el 0-2 con el que los dos equipos llegaron al descanso. La Segoviana, satisfecha por el buen trabajo que estaba realizando, minimizando en ataque a un oponente que no chutó sobre la portería de Christian. El Tordesillas, pensando que le hacía falta algo más para complicarle la vida a su oponente.

Precisamente tras el paso por vestuarios el técnico local Santi Sedano realizó dos cambios, intentando revertir una situación que tan cuesta arriba se le estaba poniendo a su equipo. Así, Cisneros y Oli dejaron su puesto a Asamoah y Roberto Simón. Con ellos los vallisoletanos se presentaban más armados, presionaban más, y más arriba, provocando pérdidas de balón a los visitantes. Pero la Gimnástica no le perdió la cara al partido y el trabajo desarrollado le permitió ir aguantando las intentonas locales.

NO SUPIERON SENTENCIAR

Cediendo metros a su oponente, pero buscando siempre el peligro a la contra, el conjunto visitante permitió que el Tordesillas llevara la iniciativa durante algunos minutos con el balón, buscando con ahínco un gol que recortara distancias en el marcador y le metiera de nuevo en el partido. Pero no había manera de superar el entramado defensivo de los gimnásticos, que con la entrada en el campo de Diego Gómez y Dani Abad comenzaron a amenazar seriamente la integridad de la portería de Farolo.

El 0-3 estuvo muy cerca, pero los segovianos no remataron el partido pese a contar con ocasiones suficiente como para conseguirlo, con ocasiones desperdiciadas por Diego Gómez y un Iván Sales que poco a poco notó el cansancio, y a poco menos de un cuarto de hora para el final del partido, una cesión de Rui a Christian se quedó corta y fue interceptada por Asamoah, que cayó derribado por el guardameta segoviano. El colegiado, que se encontraba my cerca de la jugada, señaló la pena máxima, que Roberto Simón se encargó de transformar.

El panorama despejado que tenían los de Manu González merced a lo obtenido en la primera mitad se nubló muchísimo al apretarse el resultado y además cargarse de cartulinas amarillas ya que en un lapsus de tiempo de pocos minutos fueron varios los jugadores que fueron amonestados, empezando por Christian en la jugada que dio lugar al penalti, al que rápidamente se sumaron Domingo y Dani Arribas.

Quedaban minutos de infarto, en los que los locales apretaron creyendo en sus posibilidades de lograr el empate, pero la Segoviana supo bajarle las pulsaciones al encuentro, Manu metió a Javi Marcos para apuntalar el sistema defensivo por la banda derecha, y los minutos fueron transcurriendo hasta que el pitido final convirtió en definitivo un resultado que le da una importante victoria a los visitantes, que la próxima jornada tendrán la oportunidad de afianzarse en la zona alta de la tabla clasificatoria recibiendo en La Albuera al Salamanca B.