fs unami
Toño González, durante un partido del Unami. / NEREA LLORENTE

Al Unami de la Segunda División femenina de fútbol sala le restan dos jornadas para dar por concluida la temporada, no exenta de dificultades aunque finalmente los objetivos se han cumplido con creces. El equipo segoviano disputará hoy en Alcorcón el último partido fuera de casa, y cerrará la liga en el pabellón Pedro Delgado teniendo como rival al Simancas.

La connotación más especial del encuentro viene de la mano del cuerpo técnico, ya que Toño González no continuará al frente del Unami en la próxima temporada. El técnico segoviano, que llegó al Unami como segundo entrenador de un equipo en ese momento entrenado por Luis Martín, pasó a ser la referencia del banquillo para la temporada 19/20.

Las dos campañas en las que Toño ha dirigido al equipo estuvieron marcadas por el Covid. En la primera, el apresurado final de la temporada dejó el trabajo a medio hacer. En la segunda, los problemas derivados de la legislación en el asunto de las mascarillas puso al equipo en una tesitura complicada, pero con el entrenador alineado siempre con la postura de las jugadoras, que posteriormente se demostró que era la correcta.

Pese a ello, el Unami no consiguió clasificarse dentro del grupo por el de ascenso, teniendo que disputar la fase por la permanencia, aunque el buen trabajo realizado en el primer tramo de la competición llevó al plantel a no pasar por apuros a la hora de firmar la permanencia en la categoría.

El técnico ya ha comunicado al club su decisión de no continuar dirigiendo al equipo, aunque sigue centrado en aportar desde el banquillo para que el Unami logre la victoria en los dos últimos partidos que le restan por jugar esta temporada y acabe con un buen sabor de boca.