baloncesto claret
Drame defiende con intensidad a un contrario. / NEREA LLORENTE

El CD Claret afrontará a partir de hoy el fin de semana más importante de la temporada, con la disputa de la Final a Cuatro por el ascenso a la Liga EBA en la que el conjunto segoviano tomará parte junto al palentino equipo del Venta de Baños, el salmantino del Plásticos Durán Baloncesto Villares, y el anfitrión Levidrio.

La competición no aparece con un favorito claro, puesto que tanto en la competición regular como en la segunda fase la igualdad fue la nota dominante, y ninguno de los cuatro protagonistas de esta fase de ascenso logró imponerse con claridad al resto de sus oponentes.

Al CD Claret le ha venido bien el fin de semana de descanso para preparar la competición, puesto que el conjunto de Cristian Álvarez ha podido recuperar a varios de sus jugadores lesionados, e incluso el pívot Diego Pérez ha podido entrenar con el grupo y, aunque evidentemente no estará al cien por cien después de varios meses de inactividad, sí podrá formar con sus compañeros a la búsqueda de un ascenso a Liga EBA que volvería a poner a Segovia en el mapa del baloncesto nacional.

Dos de tres

Porque la realidad es que, aunque el club aspiraba a poder organizar la fase de ascenso, pero el Levidrio optó por hacer valer su derecho deportivo y ser el anfitrión de la Final a Cuatro, el hecho de que el conjunto leonés no pueda ascender a la categoría superior resta valor a ese ‘factor cancha’ y deja a repartir las dos plazas de ascenso entre los tres equipos restantes, lo que no resta dificultad a la tarea, pero sí la pone algo más a tiro.

El primero de los encuentros para el CD Claret se disputará a las siete de la tarde de hoy frente al Venta de Baños, el único conjunto al que el segoviano no ha conseguido ganar en toda la competición, pero del que no se ha quedado tan lejos como para no pensar en poder cambiar esa suerte.