deportes autoctonos
Una de las tiradas en el festival de rana femenino./ DELEGACIÓN

El pasado domingo se disputó en las pistas abulenses de Río Chico un campeonato de calva de ámbito nacional donde jugadores locales, zamoranos, vallisoletanos, salmantinos, burgaleses, segovianos y madrileños desplegaron su habilidad en este deporte.

Se trata de una actividad importante para añadir al calendario federativo que se celebra en esta ciudad por ser el punto más equidistante de la comunidad calvera con el que se despide esta modalidad a lo grande en un año todavía afectado por la pandemia, aunque en las provincias todavía quedan algunos encuentros de menor importancia donde se seguirá disfrutando con la calva.

Los abulenses Benjamín López, Martín González y Carmelo Gutiérrez vencieron respectivamente en las tres categorías que contemplan este deporte, animado en este caso por un festival de rana femenina donde las segovianas, en mayoría, se hicieron acreedoras a todos los premios en litigio, destacando por encima de todas Teresa Velasco que contra todo pronóstico fue la vencedora absoluta.

Un total de 70 participantes masculinos en calva y 12 mujeres en el festival de rana, en una mañana propicia para su práctica, compusieron el esperanzador haber de unos deportes que luchan por su supervivencia y que no ignoran, por ser estos deportes adecuados para la mujer, el gran salto realizado en los últimos años en la progresión de la igualdad en cuanto a la participación de las mujeres.