Futbol Copa Rey Segoviana Mallorca KAM8187
Szymanowski se lamenta tras errar el lanzamiento del penalti ante el Mallorca./ KAMARERO

Alexander Szymanowski fue el protagonista del partido que la Gimnástica Segoviana jugó ante el Mallorca en la Copa del Rey. Su error en el penalti no fue castigado por la afición que reaccionó ovacionando al jugador hispanoargentino, quien asume que “justo en el momento del fallo se cagó en mí mucha gente, pero La Albuera premia el esfuerzo, el dejarse la piel en el campo y yo me vacié en el partido como mis compañeros. El aficionado fue inteligente y se quedó con eso porque yo hice todo lo que estuvo en mi mano por marcar. Hacía mucho tiempo que no me iba ovacionado así de un campo y solo tengo palabras de agradecimiento a la afición, que demostró que nos puede llevar en volandas para conseguir los resultados”.

P.- ¿Qué cuerpo se le queda a uno tras jugar un gran partido, pero no conseguir ganar al Mallorca en la Copa del Rey?

R.- Voy a ser muy honesto. Para que la Segoviana ganase la Copa del Rey tendrían que pasar cinco cometas Halley el mismo día, con lo que lo importante era el poder continuar con las buenas sensaciones que tuvimos el pasado domingo, porque veníamos de cinco derrotas seguidas y pudimos cortar con la sequía del gol y de no poder puntuar. Jugamos ante un histórico de la Primera División como el Mallorca y dimos la talla, jugando el mejor partido de la temporada. Puede que el Mallorca no pusiera a sus titulares, pero toda su plantilla es de Primera División, conozco a muchos de sus componentes, algunos han jugado conmigo y sé de su calidad.

Es cierto que el gol no se dio y nos quitaron el caramelo que ya teníamos en la boca, pero así nos centramos en la liga, se nos van los pájaros de la cabeza de haber ganado a un Primera División y podemos continuar en nuestra línea ascendente, pero con humildad.

P.- Sabiendo que el equipo puede alcanzar el nivel que dio ante el Mallorca, ese es el que se le puede exigir en el resto de partidos.

R.- Ya se vio en pretemporada, que el equipo dio un buen nivel. De lo que nos hemos dado cuenta es de que cuando al equipo pierde ese grado de concentración y de no cometer errores, en Segunda RFEF los partidos se pierden. Ante el Mallorca el equipo apenas cometió errores, los que cometió fueron de cara al marco contrario y no al propio y eso es algo que preocupa menos, porque lo importante es crear las ocasiones.

De cara a los partidos que vienen, los que jugamos al fútbol sabemos que no siempre se puede jugar igual y que lo importante es estar mentalizado en no cometer errores. Veníamos de cinco derrotas consecutivas y hay una realidad: Si no hubiéramos concedido atrás esos partidos los habríamos empatado, y ahora tendríamos cinco puntos más. Lo importante no es repetir el partido ante el Mallorca, porque en ese encuentro todo el mundo dio un plus, sino mantener siempre la concentración y la responsabilidad.

P.- Se vino arriba tras el fallo del penalti…

R.- Yo siempre he tirado los penaltis en todos los equipos en los que he estado, porque me ha gustado tomar esa responsabilidad. El del Mallorca es el segundo penalti que fallo en toda mi carrera, el primero me lo paró en Primera Diego Alves, el ‘parapenaltis’ de la historia de la Liga. Siempre he tirado los penaltis con mucha confianza pese a que algunos eran trascendentales como los que tiraba con el Leganés jugándonos la permanencia en Primera.

“Cuando tiras un penalti a lo Panenka y lo fallas, mosqueas a mucha gente, pero no es
una forma de recrearse sino un recurso”

Entiendo perfectamente que cuando tiras un penalti a lo Panenka y lo fallas, mosqueas a mucha gente porque considera que no te estás responsabilizando lo suficiente o que te estás recreando, pero no es así. Yo he tirado penaltis de todas las manera, y varios han sido a lo Panenka, el último de ellos con la Segoviana en pretemporada, y no es un tema de recrearse, sino de usar un recurso. Cuando tiras un penalti tienes varias opciones y yo pensé en el momento de lanzar esa era la mejor opción. Yo no quiero tirar a lo Panenka para recrearme sino para marcar gol.

P.- (…).

Es verdad que al fallarlo a lo Panenka puedes disgustar más a los aficionados, a los compañeros o al entrenador porque parece que no le estás dando la importancia que tiene, pero nada más lejos de la realidad. Errar ese penalti puede molestar porque queda feo ya que el portero lo para sin aparente dificultad, pero todos han fallado penaltis. Yo estaba muy motivado porque estábamos haciendo un partidazo, y tras el fallo la afición se volcó conmigo, los compañeros también, el entrenador… me sentí muy apoyado.

P.- El domingo llega una final ante el Marino, el partido que hay que ganar.

R.- La experiencia me dice que las cosas van con calma y tienen un proceso. Después de haber perdido cinco partidos seguidos no van a llegar cinco victorias consecutivas, sino que hay que construir la casa desde abajo. Hay que mantener la portería a cero, con el equipo bien armado y sin conceder ocasiones, y aprender a valorar los empates, algo que teníamos que haber hecho antes. No quiero decir que el equipo deba salir a empatar, pero no vas a ganar un partido si no has empatado primero. Y lo que no has sabido ganar en 85 minutos, no lo pierdas en los últimos cinco.

“Después de perder cinco partidos consecutivos no vas a ganar cinco seguidos. Hay que construir la casa desde abajo”

Por supuesto que el domingo hay que ganar, pero es más importante ir construyendo un equipo sólido. Yo subí a Primera empatando diez partidos consecutivos , y sé lo importante que es construir un equipo solvente, que no pierde partidos, que a los rivales les cuesta hacer un gol, que se hace rudo. Así se van a ganar más partidos de los que se van a empatar. Es fácil decir “el domingo ganamos”, pero… ¿qué vas a hacer para ganar? Porque lo primero que hay que hacer es que no te marquen, así tendrás más opciones de victoria. El grupo te resuelve tu portería a cero, y después el talento individual te permite que puedas marcar tus ocasiones.