Los atletas Pedro Luis Gómez y Javi Guerra repasando su plan específico de entrenamiento mental. / KAMARERO
Los atletas Pedro Luis Gómez y Javi Guerra repasando su plan específico de entrenamiento mental. / KAMARERO

Javi, te escribo esta carta como recordatorio y como motivación máxima para tu maratón olímpica.

Llegar dónde has llegado ha sido el fruto de una larga trayectoria atlética iniciada desde la niñez, para convertirse en tu sueño.

He tratado de que ese sueño lo hagas real antes de conseguirlo

He tratado de que ese sueño lo hagas real antes de conseguirlo, visualizándolo previamente a la competición, y de que ejecutes tu estrategia de carrera para sacar el máximo rendimiento a tu físico.

Ese sueño será real si lo haces desde un plan de actuación con objetivos concretos, con motivaciones específicas dentro de cada una de las partes en las que hemos dividido la carrera. Ese es el camino para disfrutar de tu sueño, con el máximo respeto a la maratón, pero desmenuzado desde cada tramo del recorrido, y desde el manejo adecuado emocional y físicamente.

Conoces tus objetivos, conoces el recorrido casi como la palma de tu mano, has visualizado muchos aspectos tanto a favor como en contra, y tienes técnicas concretas para cada uno de ellos, y así, de esta manera será más fácil ejecutar tu plan.

Paulatinamente hemos ido trabajando y fortaleciendo tu mente hasta estos mismos días en los que la competición ya se siente, se roza, y tú tienes mucha experiencia en manejar los factores estresantes que conlleva. Recuerda que eso es bueno, es euestrés, si sabe transformar cada estímulo displacentero de la manera que has aprendido, y cada estímulo reforzante como indicador clave del trabajo bien hecho y del camino correcto.

El maratón pone a cada uno en su sitio, y tu sitio es a partir del kilómetro 30

Para los momentos previos a la salida, recuerda trabajar el calentamiento psicológico, que te ayudará a situarte en el estado emocional adecuado para rendir al máximo.

En todo momento, recuerda que la respiración acompasa el cuerpo y los pensamientos, ¡utilízala!

Una vez en carrera, ten presente cada momento emocional desde la calma, la templanza,.., que el maratón pone a cada uno en su sitio, y tu sitio es a partir del kilómetro 30.

Ahí aparecerás, cómo has hecho otras veces, a dar lo mejor de ti, a alcanzar ese estado de flow mezclado con persistencia sin fin para llevar a meta a tu familia, a tus amigos, a Segovia y a todos tus seguidores, pero sobre todo, a ti mismo, porque este es tu sueño, tu sueño con un gran plan.

¡Lucha por él!


Pedro Luis Gómez