Los pasados 25 al 28 de agosto la localidad gaditana de Ubrique acogió una nueva edición del Festival España 52, un evento deportivo pero también formativo en el que los ‘ordinarios’, como así denomina su organizador Antonio Moreno a los participantes, “disfrutan ya no solo de un campeonato de baloncesto 3×3, sino de diversas actividades en las que se trata de instruir en valores como la solidaridad, el compañerismo, la deportividad, la creatividad y el disfrute“.

Precisamente el fundador del torneo viajó por toda la geografía española realizando entrenamientos y seleccionando participantes en función de sus habilidades técnicas, humanas y creativas para tomar parte en este peculiar torneo, visitando Segovia el 11 de abril y seleccionando a Esther, Blanca, Estela y Eva como representantes de la provincia. La colaboración de la Delegación Segoviana de Baloncesto y el Centro de Tecnificación del IMD, junto con la empresa LIQUIsport, contribuyeron a facilitar las condiciones de las participantes.

El conjunto segoviano realizó una gran competición, y solo cedió en la final ante el equipo tinerfeño de La Laguna

En la parcela deportiva todo fueron buenas noticias, ya que desde el inicio del torneo las segovianas se manifestaron como un equipo candidato al título con su buen hacer en la pista, su intensa lucha en cada partido y su implicación en el torneo. En la primera fase consiguieron ganar a todos los equipos menos al representante de Tenerife con el que perdieron por tan solo un punto.

En el play off, a pesar de los nervios y la presión en los inicios de los partidos, superaron en cuartos de final a las cordobesas del Lucena, y en semifinales a jugadoras de la selección de Sevilla en un gran partido. En la esperada final entre tinerfeñas y segovianas otro mal inicio por la presión condicionó el resultado final, pues el 7-0 inicial en contra no fue posible de levantar y el partido terminó con un 17-10 en favor del conjunto de Tenerife, justo ganador del torneo.

Actividades paralelas

Además de todos los partidos, las actividades paralelas al torneo no pararon en ningún momento, tanto en la pista central donde se celebraron concursos de todo tipo además de partidos en los que siempre se invitaba a participar al público, como en el propio alojamiento del Camping La Torrecilla donde se llevaron a cabo juegos y competiciones junto a otras iniciativas por parte de entrenadores y jugadores.

Dentro de estas competiciones paralelas, se disputó un ‘Olé Star’, partido de baloncesto entre los jugadores del norte de España contra los del sur. Estela y Blanca tomaron parte en el partido dirigidas por el segoviano Mauro Martín, logrando la victoria frente a la España Sur por tan solo un punto en un bonito y espectacular partido.