Baloncesto Claret Agustinos Levidrio KAM6624
El Jugador del CD Claret se eleva para lanzar a canasta durante el partido ante el Levidrio./ KAMARERO

En el encuentro menos importante de los últimos meses, puesto que ambos conjuntos ya habían cumplido el objetivo de clasificarse para la fase de ascenso y la posición era lo de menos, el CD Claret reservó jugadores y acabó cayendo frente al Agustinos Levidrio en el duelo correspondiente a la última jornada de la segunda fase en la Primera Nacional de baloncesto que acogió el pabellón Emperador Teodosio.

Hubo rotaciones en el conjunto segoviano, con Cristian Álvarez apostando por dar minutos de juego a dos de los jugadores junior del club, Lucas Agejas y Jorge Granda para medirse a un rival que llegaba Segovia con ganas de revancha deportiva tras caer ante el equipo claretiano por un punto en el partido de ida y que en el primer cuarto fue repartiéndose los parciales con su rival hasta llegar al 14-15 con el que concluyeron los primeros diez minutos.

Todo se el empezó a poner en contra al CD Claret en el segundo cuarto, donde la sequía anotadora se prolongó durante siete minutos, los que necesitó el Levidrio para endosar un parcial de 0-9 que comenzó a poner el partido en dificultades a los locales, necesitados de mejorar sus números ofensivos si querían tener opciones de llevarse el partido, ya que en defensa no se estaban haciendo las cosas mal después de dejar al rival en 30 puntos. Pero los 19 que figuraban en el casillero del Claret eran una rémora demasiado importante.

Sin historia

No mejoraron las cosas tras el descanso, porque el Agustinos Levidrio continuó demostrando por qué es la mejor defensa de la competición, y el CD Claret no encontró la manera de asaltar la canasta rival de manera más o menos constante. Además, los lanzamientos desde el tiro libre tampoco fueron en esta ocasión una tabla de salvación a la que agarrarse, y aunque a los últimos diez minutos se llegó con los segovianos metidos en el partido con el 30-43, no había demasiados signos que invitaran al optimismo.

Y el pronóstico se cumplió, porque el último cuarto no tuvo demasiada historia en lo que al marcador se refiere, con el equipo leonés elevando su ventaja por encima de los veinte puntos, y el Claret continuando con el reparto de minutos para no cargar demasiado las piernas de los jugadores, porque lo más importante de la temporada no era este encuentro, sino lo que sucederá los próximos 11 al 13 de junio, con la disputa de la Final Four de ascenso a la Liga EBA, que se disputará en una sede aún por concretar teniendo como protagonistas al Levidrio, Venta de Baños, Plásticos Durán y CD Claret, que disputarán una liguilla todos contra todos a una sola vuelta de la que saldrán los dos equipos que ascenderán.