27 1
Sergi controla el balón durante un encuentro./ JUAN MARTÍN-G. SEGOVIANA

Poco más de un mes después de su llegada a la Segoviana, Sergi Molina es uno más de la plantilla azulgrana, en la que se siente extraordinariamente cómodo, “y me siento muy contento por poder sentirme bien otra vez, que es lo que más cuenta para un futbolista. Ya dije en la presentación que todo el mundo me había hablado maravillas del club, y este mes me ha dado tiempo a corroborarlo. El vestuario está muy unido y todos vamos juntos”.
La llegada el próximo domingo de la UD Sanse no le da miedo al central alicantino, que reconoce que “si está de líder es porque está haciendo muchas cosas bien y se lo merece”, pero que deja claro que “nosotros jugamos en casa y vamos a ir a buscar los tres puntos como hacemos siempre”.
Con la plantilla al completo, la titularidad se pone muy cara cada domingo, “y eso es algo que todos tenemos claro. Hay que entrenar al máximo cada semana para que después sea el entrenador el que tome la decisión de ver quién juega. Si toca jugar, a competir al máximo, y si no toca jugar, a acompañar a los compañeros y animarlos como el que más”. Y más en jornadas como la del domingo, “porque si ganamos al líder vamos a esta ahí”, comenta el defensa, que apuesta por la ilusión “ya que, sin olvidar lo que viene por abajo, siempre hay que mirar hacia arriba. Debemos tener los pies en el suelo e ir poco a poco porque esto es muy largo, pero siempre con la ilusión por hacer algo grande. En el vestuario no se habla de ganar la liga, y yo creo que llegar al mes de abril con opciones es lo verdaderamente importante ahora”.