dep1_1nerea-cd-la-granja
Los componentes del CD La Granja entregan la segunda camiseta del equipo al presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez, en el acto que tuvo lugar en la institución segoviana. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El ascenso del CD La Granja a Tercera ha alcanzado la trascendencia que merece con un importante eco a lo largo de toda la extensión del territorio autonómico. No ha sido menos en Segovia, rindiéndose toda la provincia a la gesta obrada por la plantilla del Real Sitio en la localidad burgalesa de Villarcayo. Tras un primer recibimiento el pasado domingo en el ayuntamiento de San Ildefonso, a cargo de la corporación municipal encabezada por el alcalde José Luis Vázquez, la Diputación quiso destacar los honores del conjunto azulón. Los jugadores, el cuerpo técnico y la junta directiva fueron recibidos en la institución segoviana por su presidente, Francisco Vázquez, junto con la presencia de un buen número de diputados.

Vázquez descorchó el acto dando la enhorabuena a todos los miembros de la entidad deportiva y deseándoles un próspero curso: “Felicitar a todos los componentes del club. Desearles lo mejor esta temporada y que se consoliden en Tercera, donde nos gustaría que hubiera más equipos segovianos”; y subrayó: “Para nosotros sois un equipo de Primera”. Continuó el presidente de La Granja, Pablo Alejandro Simal para “agradecer el detalle que ha tenido la Diputación”. “Nos llena de orgullo representar a nuestra localidad y a Segovia por toda Castilla y León”, aseguró. Además, quiso despedir públicamente al entrenador Paco Maroto, que no seguirá al frente de la nava granjeña la próxima campaña: “Llegó para subir al equipo y se va con la misión cumplida. Le damos las gracias de corazón por lo que ha logrado”.

El adiós de Paco Maroto En la misma línea intervino Mario Zúñiga, uno de los capitanes: “Personalmente llegó en un momento en el que el fútbol se estaba complicando para mí y con su llegada disfrute mucho”. El propio Maroto no quiso perder la ocasión para devolver las muestras de cariño recibidas: “Me marcho por temas personales, pero siempre llevaré a La Granja dentro de mí. Estoy muy agradecido al club y a los jugadores”. El broche se colocó con la entrega de la segunda camiseta del club, con el característico diseño del judión, a la Diputación y de una bandera de Segovia de forma inversa.