FS Segosala O Parrulo B KAM6494
Los jugadores del Segosala se abrazan tras un gol./ KAMARERO

El equipo de Segosala ya se prepara para otra temporada en Segunda B después de que el año pasado llegaran hasta el cuarto puesto de la tabla. El conjunto segoviano de estuvo a punto de jugarse el ascenso a la segunda categoría del futbol sala nacional. A dos semanas del inicio de la nueva temporada los jugadores ya entrenan para ponerse a nivel. Este año se enfrentan a un nuevo reto, la Copa del Rey de Fútbol Sala.

El equipo está bien formado pero presenta sus complicaciones. Los jugadores tienen que compatibilizar el futbol sala con su vida diaria. Ángel Zamora, entrenador del equipo, explica las dificultades que en consecuencia surgen: “Este año es un poco más complicado ya no son chavales de 18 años, tienen sus trabajos y sus gastos y no pueden dedicarse a tiempo completo al entrenamiento. Podemos entrenar entre gente del primer equipo y gente a prueba, pues siempre se queda un número grande para entrenar pero un día te falta uno, otro te falta otro. Queríamos meter cosas nuevas pero no estamos yendo todo lo rápido que quisiéramos. Quizá yo estaba malacostumbrado. Estos últimos años al ser un equipo tan joven pues no tenía este tipo de problemas para las pretemporadas”.

La pretemporada del equipo “dura cuatro semanas. Estamos a la mitad, llevamos dos semanas y nos quedan otras dos. Tenemos tres partidos bastante interesantes y luego el día 11 tenemos el partido de presentación y el día 18 jugamos el de la primera jornada en casa”, explica Zamora.

El equipo consiguió el año pasado unos muy buenos resultados y puso su nombre en el mapa. Ahora jugadores y entrenador lucharán por igualarlos o incluso mejorarlos. La liga ha cambiado y presenta sus complicaciones pero no será el equipo el que lo haga. “El único cambio obligado va a ser el de la portería, José se va a Italia. Hemos fichado a Ángel Encinas, un chico de aquí de Segovia de la cantera del Segosala que lleva cuatro años en el Inter. Luego tenemos a prueba a Taveras, el año pasado por tema de trabajo no pudo formar parte de la plantilla pero ahora está haciendo la pretemporada. Es maestro, estamos pendientes del destino que le den y que pueda ser compatible con los partidos”, añade Ángel.

“El año pasado pusimos el listón muy alto. Es verdad que estuvimos muy bien pero este año la Segunda B es diferente. Este hay 16 equipos con once viajes a Galicia y no hay equipo débil. Hubo reestructuración, el año pasado hubo siete descensos, lógicamente se han quedado los mejores. Santiago que estaba en una liga superior ha descendido a nuestro grupo. A ver qué tal se nos da, este año sí que vamos a ver el verdadero nivel competitivo”.

Además, el conjunto segoviano puede presumir de participar en la Copa del Rey. Los buenos resultados en la liga del pasado año han llenado de prestigio al equipo. Es un arma de doble filo, los demás conjuntos buscarán mayor preparación a la hora de enfrentarse a ellos. “En la primera eliminatoria es el 28 o 29 de septiembre, el primero siempre te toca contra uno de tu categoría y de proximidad geográfica. Luego ya es a sorteo. Es un aliciente un premio por la buena temporada del año pasado, pero va a ser difícil”.