fs valverde
Conjunto juvenil de la EFS Valverde. / EFS VALVERDE

Como se esperaba en un año con cambios en las plantillas, a los equipos del CD San Cristóbal y la EFS Valverde les está costando arrancar en la División de Honor Juvenil, aunque ambos se sitúan en mitad de la clasificación después de los empates que cosecharon en una jornada en la que el San Cristóbal se repartió los puntos con el FS Salamanca, y la EFS Valverde hizo lo propio en casa frente al Leis Pontevedra.

En la cancha de Valverde del Majano, tuvo un buen puñado de ocasiones el equipo de Marta García para haberse llevado los tres puntos incluso de manera holgada, pero la soberbia actuación del guardameta del Leis, Izan Mariño, que detuvo dos lanzamientos de penalti, impidió que los segovianos se hicieran con los tres puntos, pese a que controlaron el juego tanto en la faceta defensiva puesto que el conjunto gallego no dispuso de demasiadas ocasiones claras de gol más allá de los dos tantos que anotó en el segundo tiempo, como en la ofensiva propiciando que el portero visitante fuera el jugador más destacado del encuentro.

Un reparto que pudo ser más

En Salamanca, el CD San Cristóbal hizo un gran ejercicio de resiliencia frente a un oponente que lideró el electrónico desde mediada la primera parte, y que llegó a marcharse al descanso con ventaja de 2-1.

Los salmantinos llegaron incluso a colocarse con dos goles de renta cuando restaban diez minutos para el final del choque, pero los de Juan Carlos Dueñas tuvieron una gran reacción, empataron el partido con dos acciones prácticamente consecutivas que culminó Dani Huertas, e incluso tuvo opciones de llevarse los tres puntos, aunque al final tuvo que conformarse con el reparto.