Publicidad

El salón Mario Luis Morán de la Federación Territorial de Fútbol fue el escenario que acogió la tradicional Asamblea General que el organismo futbolístico lleva a cabo a finales del mes de julio con el fin de aprobar, entre otros asuntos, el plan competicional para la siguiente temporada.

Con la presencia solamente de los asambleístas, y sin entrega de premios a los mejores de la pasada campaña con el fin de poder mantener en la medida de lo posible la distancia social y cumplir las medidas sanitarias, la asamblea transcurrió con más agilidad que en ediciones anteriores y los diferentes puntos del Orden del Día se fueron aprobando sin mayores complicaciones.

LA TERCERA, UN FOLLÓN

El plan de competiciones para la campaña 20/21 era el que suscitaba todo el interés, y aún más después de ver las importantes variaciones que se producirán. Centrando el interés en la Tercera División, la ‘sugerencia’ por parte de la Federación Española de que se crearan varios subgrupos en la categoría (no hay que olvidar que tanto la Tercera como la Nacional Juvenil son categorías nacionales), y la Territorial ofreció a los asambleístas tres opciones para crear los dos subgrupos de la Tercera: Hacerlo por sorteo, realizando una ‘cremallera’ basándose en la clasificación de la pasada campaña, o confeccionar los dos subgrupos usando los criterios de proximidad geográfica.

Los miembros de la asamblea decidieron por unanimidad definir los dos subgrupos por esta tercera vía, por lo que de cara a la próxima temporada el grupo octavo de la Tercera División quedará dividido en un subgrupo A con once conjuntos de Valladolid, Salamanca, León y Palencia, y un subgrupo B con los equipos de las provincias de Ávila, Burgos, Soria y Segovia, que suman doce, y que jugarán una liga a doble vuelta.

 

La asamblea acordó dividir la Tercera por proximidad geografica, con rivales de Ávila, Burgos y Soria para Gimnástica Segoviana y La Granja

 

De esta manera, Gimnástica Segoviana y Club Deportivo La Granja jugarán en la primera fase de la competición frente a Real Ávila, Cebrereña, Colegios Diocesanos, Arandina, Burgos Promesas 2000, Bupolsa, Real Burgos, CD Mirandés B, Numancia B y Almazán en la propuesta que la Federación de Castilla y León elevará a la Federación Española, y que se espera sea aprobada por esta.

Y poco más pudo decidir la Asamblea de la Territorial en ese aspecto del plan de competición con respecto a la Tercera, puesto que queda a la espera de que la Federación Española decida la fecha de inicio de la liga (se especula que podría ser el 26 de septiembre) amén de cuándo querría iniciar la segunda fase de la competición para poder establecer las fechas de los partidos de la primera fase, e incluso los ascensos y descensos.

LA REGIONAL, MÁS

En el caso de la Regional de Aficionados, que sí es competencia de la Federación Territoria, a los ya sabidos grupos A y B se les han añadido dos subgrupos, por lo que el Unami, el Turégano y el Monteresma, los tres conjuntos segovianos, que militarán en la categoría, disputarán sus encuentros de primera fase ante rivales de Ávila y Soria. Los cuatro primeros clasificados de cada subgrupo, más un mejor quinto de cada uno de los grupos, disputará una segunda fase buscando el ascenso, mientras que el resto jugará por la permanencia.

SIN CALENDARIOS PARA NADIE

Como no se ha podido definir el calendario de competición ni en la Tercera División ni en la Nacional Juvenil, el secretario de la Federación Territorial, Francisco Menéndez, señaló a los asistentes que no se podían entregar los planes competicionales del resto de categorías “porque van en cascada”.

Sí especificó las fechas del borrador que se va a presentar a la Federación Española para su aprobación, y que especifican que el 27 de septiembre dé comienzo la Tercera División, mientras que la Nacional Juvenil lo haga el 11 de octubre.
Para la Regional de Aficionados, se ha previsto que la fecha de inicio sea del 11 de octubre para los grupos que tengan más equipos y del 18 para los que tengan menos conjuntos.

Las categorías regionales cadete e infantil darán comienzo el 18 de octubre, mientras que la Regional Femenina lo hará el 18 del mismo mes. Las competiciones provinciales oscilarán su fecha de inicio en las respectivas categorías también del 11 al 18 de octubre.

EL FÚTBOL SALA, CON TODO POR DECIDIR

Si la situación del fútbol autonómico aparece compleja por aquello de que la Federación Española no ha decidido acerca de la Tercera División, la situación del fútbol sala no es menos compleja. Tanto, que el presidente del Comité de fútbol Sala de Castilla y León, Alfredo Rodríguez, señaló que hasta dentro de “diez o doce días” no estarán elaborados los calendarios para el fútbol sala autonómico.

El Comité Nacional de Fútbol Sala sí hizo públicas las fechas de inicio de competición de algunas de sus categorías en las que están inmersos los equipos segovianos. Así, en la Segunda División Femenina en la que se integra el Unami, está previsto el inicio de la competición el 3 de octubre. En la Segunda División B, con el Mariano Rico Cuéllar y el Segosala en liza, el comienzo de la liga será el 26 de septiembre, fecha en la que también comenzará la temporada en la División de Honor Juvenil. El resto de categorías tendrá que esperar para conocer su calendario de competición.