Publicidad

Semana complicada para la Gimnástica Segoviana en lo que a entrenamientos se refiere. Las inclemencias meteorológicas, en forma de nieve, se convirtieron en un nuevo rival a lidiar y obligaron al conjunto azulgrana a ejercitarse en las instalaciones municipales el lunes y a desplazarse a la localidad madrileña de Villalba en la tarde del miércoles con vistas a que el terreno de juego de La Albuera esté en las mejores condiciones posibles para el partido del domingo contra el CD La Virgen del Camino (17.00 horas). Ha sido esta tarde cuando la plantilla ha entrenado por primera vez esta semana en su feudo.

Tras unos días de revuelo la pasada semana, con la marcha de Asier Arranz al fútbol chipriota y el fichaje de Domingo Pérez por el Real Ávila, el cuadro gimnástico sigue trabajando en la parcela deportiva en aras de mantener la segunda posición, ganada la última jornada al perder el Burgos Promesas ante el Zamora CF (1-0). Por otro lado, el director deportivo -y segundo entrenador-, Ramsés Gil, continúa sondeando el mercado con el objetivo de remendar el vestuario y afrontar la segunda parte del campeonato liguero con solvencia para disputar la fase de ascenso a Segunda B. El perfil más deseado es el de lateral, unido al de un centrocampista polivalente que pueda desempeñar las difíciles tareas que venía realizando Arranz.

En cuanto al inminente rival, es uno de los pocos que consiguió superar a la Gimnástica en la primera vuelta, haciéndose fuerte en el campo de Los Dominicos (2-1). Su rendimiento en la primera parte de la competición le ha llevado a asentarse en la zona media -13ª posición- con 24 puntos. Además, cuenta en sus filas con el máximo goleador del Grupo VIII Igor de Souza, empatado con 12 dianas con el jugador del Salamanca B Diego Cortés. Tras cinco derrotas consecutivas, llegan a Segovia con el impulso de haber logrado cuatro puntos en los dos últimos partidos.

“Tenemos que ser nosotros mismos”

Rui Fernando da Gracia ‘Rui’ (Bembibre, 1985) analizó en rueda de prensa la situación del equipo de cara al choque de La Virgen: “Es otro partido más de liga que lo afrontamos con la intención de seguir peleando por nuestro objetivo, que no es otro que estar lo más arriba posible. El rival nos ganó en la primera vuelta y ahora tenemos ganas de revancha”.

Para tratar de prolongar la dinámica positiva, el jugador español naturalizado ecuatoguineano planteó: “Tenemos que ser nosotros mismos. Tenemos un plan y alternativas para superar este compromiso. Me importa más que la Segoviana tome el papel de ser protagonista”.