balonmano nava 01
Rodrigo Pérez Arce, en una clásica penetración./ AMADOR MARUGÁN

El Viveros Herol Nava continúa con la ‘Operación salida' de jugadores que dejan el equipo tras el descenso a la División de Plata, y en la jornada de ayer anunció la baja de otros dos jugadores, Rodrigo Pérez Arce y Filip Vujovic, que se unen a las de Adrián Rosales, Haris Pleh, Filipe Mota Crysanthos Tsanaxidis y Dmytro Horiha, por lo que media plantilla del equipo que jugó en la Liga Asobal en la campaña 21/22 ya no forma parte del Viveros Herol Nava.

Tanto Rodrigo como Vujovic llegaron a Nava de la Asunción en la temporada del debut del equipo segoviano en la máxima categoría, y no tardaron en convertirse en predilectos de una afición que valoraba tanto el paso adelante que siempre daba el jugador leonés cuando había que liderar al equipo en los momentos de más atasco en ataque, como la garra del montenegrino jugando en el ‘2' defensivo, y doblándose después en el extremo en la ofensiva.

Pérez Arce quiso despedirse de la afición del Nava “que se ha ganado todo mi respeto”, después de una temporada “que nadie se merece, ni el equipo al que he llegado a considerar mi familia, ni la afición”. El central catalogó sus años en Nava de la Asunción como “maravillosos, con un pueblo que me acogió a mí a mi familia como a un vecino más”, y se mostró convencido de que el club volverá a la Asobal, “el lugar que os corresponde”.

Seis no seleccionables

Tanto el central como el extremo son dos de los jugadores con los que contaba el club de cara a la próxima temporada, pero el descenso de categoría ha precipitado unas salidas en absoluto deseadas.

Con estas dos bajas, el Balonmano Nava cuenta actualmente en su plantilla con seis jugadores no seleccionables, Patotski, Nicolo, Smetanka, Prokop, Moyano y Gonzalo Carró (aunque este tiene la doble nacionalidad), por lo que o bien habrá que pactar como mínimo una salida más, o bien buscar una solución alternativa haciendo ficha a alguno de estos jugadores con el Leche Mesenor de la Primera Nacional. Pero el éxito para el club sería poder contar con estos jugadores en el equipo de División de Plata, algo que no será nada fácil.

En el apartado técnico no falta tampoco el trabajo, sobre todo tras la marcha de Carlos Colomer y Raúl García. El club se mantiene firme en la idea de firmar a un técnico que conozca la categoría y sepa las necesidades del equipo para afrontar la temporada en Plata, siendo conscientes de que el descenso también va a afectar a la economía del club, y toca volver a mirar a la cantera para reforzar al equipo.