El Acuerdo 4/2021, de 12 de enero, de la Junta de Castilla y León, por el que se adoptan medidas sanitarias preventivas de carácter excepcional para la contención del Covid-19 en todo el territorio de la Comunidad de Castilla y León, refleja algunas variaciones sustanciales con respecto a circulares anteriores, como es la imposibilidad de que haya aficionados en los eventos deportivos que se celebran en instalaciones cerradas, pero también en lo referente a los entrenamientos con contacto, ya que en principio estaba previsto que pudieran comenzar a realizarse a partir de hoy, pero que por el repunte de positivos se retrasará, como mínimo, hasta el próximo 26 de enero, aunque se espera que la institución autonómica realice una valoración de la situación en la próxima semana, para determinar si se amplían las medidas.

Consulta de la FCYLF

La Federación Territorial de Fútbol realizó una consulta a la Junta, y emitió un comunicado en el que señalaba que continúa “con la misma hoja de ruta que estaba establecida en la circular nº 22 y en virtud de las posibles modificaciones que se produzcan el 26 de enero, valorará la posibilidad de que se retrase el comienzo de las competiciones, previstas para el 14 de febrero, al momento en que por parte de la Junta de Castilla y León se permita la realización de competiciones normalizadas, que podrá ser el 21, 28 de febrero, o la fecha que corresponda”, por lo que las competiciones podrían finalizarse más allá incluso del mes de junio, algo que la Federación ya tenía previsto en la circular que emitió a los clubes.

En lo referente al baloncesto, en principio no habrá complicaciones para que la competición autonómica federada para las categorías infantil, cadete y junior puedan iniciarse el 24 de enero, puesto que estas competiciones son clasificatorias para el campeonato de España, por lo que sí se permiten los entrenamientos con contacto para los conjuntos participantes en estas competiciones.