Desde primera hora de la mañana, cuando los cadetes y juveniles comenzaban a quitarse la ropa de abrigo y comprobar el estado del circuito, los miembros de la organización ya tenían todo preparado para que la quincuagésima edición del Cross de Cantimpalos fuera un éxito. Y, mojándose como el que más (en sentido figurado pero también en el literal) el alcalde de la localidad Amador Álvarez se movía entre bambalinas intentando que todo saliera a pedir de boca en un día que no fue precisamente ni veraniego, ni otoñal.
“El agua, el barro, el frío… es algo típico del cross de Cantimpalos, y la gente que es de cross está acostumbrada a correr en estas condiciones. No puede ser un día más típico de cross, afirmó el primer edil de Cantimpalos, que ponía de manifiesto lo especial que iba a ser la edición del medio siglo de cross “porque hasta aquí ha venido mucha gente que ya está retirada pero que ha querido compartir con nosotros este aniversario. Se van a ver caras muy conocidas, y nos ha ilusionado mucho verlas”.

 

El alcalde de Cantimpalos, Amador Álvarez afirmó que “va a ser difícil igualar esta edición, porque hemos echado el resto”

Del futuro, que se dice que siempre está por escribir, Álvarez lanzó más un deseo que una predicción: “Seguiremos trabajando. Al finalizar esta edición habrá que descansar un poco y después comenzar a estudiar lo que será el cross para el año que viene. Va a ser difícil igualar lo de este año, porque hemos echado el resto”.
Más o menos en los mismos términos se expresó Óscar Moral, diputado de Deportes de la institución provincial: “En estos 50 años ha habido muchos crosses pasados por agua e incluso por nieve como hemos estado recordando. Es algo que forma parte del ADN de Cantimpalos en las fechas en las que se realiza, pero no por ello se pierde ni la ilusión ni la participación. En este aniversario estamos viendo a medio millar de niños inscritos, y las carreras de mayores también con una amplia y muy buena participación. El barro es un hándicap sin duda, pero para estos atletas es ampliamente superable”, señaló el representante de la Diputación, que siempre ha apoyado “y seguirá apoyando” al cross, en una declaración de intenciones que ya se puso de manifiesto durante la presentación de la prueba, y que con seguridad se llevará a efecto.