baloncesto claret
Cristian Álvarez saluda a Drame durante el primer entrenamiento del CD Claret./ KAMARERO

No es sencillo debutar en una categoría nueva, y menos si en las primeras jornadas de competición no puedes contar con uno de tus jugadores franquicia. El CD Claret, acostumbrado la temporada pasada a ser una de las referencias en la Primera Masculina, está sufriendo el cambio de categoría, jugando en una Liga EBA con un nivel más alto al que el conjunto segoviano debe adaptarse cuanto antes.

Dos derrotas en las dos primeras jornadas de la competición, y ambas por más de veinte puntos de diferencia, han puesto algunas dudas en un equipo poco acostumbrado a perder por esas rentas tan altas, y que trabaja duro para poder ponerse al nivel que exige la nueva división.

El rival que saltará a la cancha del pabellón Teodosio a las siete de la tarde para medirse al equipo de Cristian Álvarez será el ULE Baloncesto León, que venció en la primera jornada de liga, pero que en la segunda cedió en casa frente a la Universidad de Salamanca en un encuentro con demasiados errores en ataque en el lado leonés.

La buena noticia para el conjunto segoviano ha llegado en los despachos, ya que el club ha podido diligenciar la ficha de Omar Drame, por lo que el jugador que el año pasado fue clave en las aspiraciones de ascenso del CD Claret ya podrá formar con el equipo, que de esta manera gana juego interior, con lo que jugadores como Young o Yagüe podrán estar algo más liberados en la pintura.

Primera Nacional

Además, comienza la temporada en la Primera Masculina de baloncesto, que para el curso 21/22 contará con once equipos y en la que participa el CD Base, cuyo objetivo es algo menos ambicioso que el que se señaló en el reportaje que esta redacción ofreció en la jornada de ayer. El club aspira a poder asentar a su joven equipo en la categoría, y para ello no hay nada mejor que comenzar ganando en casa, teniendo como rival al CB Palencia en la mañana del domingo sobre la cancha del Teodosio.