25 1
La defensa del Viveros Herol Nava intenta frenar la progresión de un contrario./ AMADOR MARUGÁN

El Viveros Herol Nava se ha puesto como objetivo el pasar página del (hasta que no se demuestre lo contrario) accidente que supuso la fuerte derrota en Santander frente al colista de la Liga Plenitude, y para ello no hay nada mejor que conseguir la victoria en el derbi autonómico frente al Ademar de León que entrena Dani Gordo, y que ha reiniciado la competición dando muestra de su potencial sumando dos victorias consecutivas, todo lo contrario que el equipo segoviano.
Pasadas ya unas cuantas jornadas desde la derrota ante Sinfín Álvaro Senovilla no quiso hacer demasiada sangre acerca de ello, aunque no pone ni un solo paño caliente acerca de la actuación del equipo, “porque no estuvimos a la altura. El resultado fue demasiado abultado, pero en ningún caso que hay que eludir la responsabilidad, sobre todo a nivel competitivo. En Santander en ningún momento fuimos competitivos y, cuando nos acercamos en el marcador, el posicionamiento del equipo rival fue muy superior al nuestro”.

NO HAY PROBLEMA DE FONDO

Pero, más allá de que de nuevo el equipo se vio lastrado por una mejorable primera parte, Senovilla no ve un problema de fondo “porque no estamos en un momento en el que entrenemos mal. Considero que el trabajo que hacemos en el día a día es bueno y los jugadores están centrados”, Así que toca pasar página y valorar que “estas experiencias nos tienen que servir primero para crecer como equipo, para darnos cuenta de que estamos en la segunda vuelta, que no va a ser fácil y que hay que competir muy duro”.
Ante el Ademar habrá que trabajar muy duro, incidiendo sobre todo en el apartado defensivo, pero también en el de evitar las pérdidas en ataque que propicien los contragolpes de un rival que cuenta con grandes finalizadores. Senovilla confía en su equipo, “porque ya vimos en el partido ante Granollers que fuimos capaces durante mucho tiempo de mantener en un parcial muy corto a un equipo con un potencial ofensivo enorme. Eso nos da avisos de que el problema de encajar goles tampoco es una cuestión de modelo del juego. Quizá sía sea una cuestión de rotación, de posicionamiento o de llegar a nivel mental preparado para ser más activo a la hora de defender. Por ahí estamos trabajando también”.

LA DEFENSA PREOCUPA

El Viveros Herol Nava es uno de los conjuntos más goleados de la Liga Plenitude, y este hecho sí que hace pensar, y mucho, al técnico, “porque en las tres últimas temporadas en plata siempre hemos estado entre las tres mejores defensas de la liga, y ahora te ves con un sistema que a veces no está siendo del todo eficaz. Estamos intentando cambiar cosas, porque a nosotros también nos preocupa mucho. La defensa es algo muy importante, y es en lo que hago especial hincapié a mis jugadores, que también están responsabilizados con ello. Ya nos sucedió algo parecido en el inicio de primera vuelta cuando pasamos por una fase en la que encajábamos muchos goles, y logramos revertir la situación. Espero que en esta segunda vuelta también sea así”.