41 1
Borrego intenta controlar el balón ante la presión de un contrario, con Maroto siguiendo de cerca la jugada./ JUAN MARTÍN-G. SEGOVIANA

Aunque el mantra del ‘partido a partido' resuena en el vestuario de la Segoviana, fuera de él las cuentas que se hace el aficionado pasan por ganar los cuatro partidos de casa para certificar casi de manera matemática una nueva presencia en el play off de ascenso a Primera RFEF. Y el primero de ese póker de partidos como local se disputa a las seis de la tarde de hoy (cambio de hora mediante), teniendo como rival al Cacereño, por plantilla uno de los mejores equipos de la categoría pero al que le ha costado tanto arrancar en la liga que su técnico, Julio Cobos, sigue mirando la clasificación “más hacia abajo que hacia arriba”.
Pero la realidad es que el equipo de la capital de Cáceres llega a La Albuera apurando sus opciones de jugar la fase de ascenso, con una mejoría evidente en sus resultados, que le ha llevado a sumar diez puntos de los últimos quince, que habrían sido dos más si hubiera marcado el penalti en el descuento en el derbi del pasado fin de semana frente al Badajoz. Y Ramsés no duda en señalar que el rival extremeño “es un equipo potentísimo al que le encanta jugar en campo contrario. Tiene un buen número de futbolistas con muchísimo talento, entra con peligro por banda y ocupa muy bien las áreas”.
La ‘mini' semana de entrenamientos no ha estado exenta de contratiempos para la Segoviana, que el jueves entrenó bajo la nieve en el campo de las pistas, el viernes lo hizo bajo la lluvia, y en la jornada de ayer ya pudo ejercitarse con algo más de sol. Salvo problemas de última hora, de nuevo Ramsés podrá contar con toda la plantilla, “porque en la parte física se ha trabajado muy bien. Este hecho, y que no tengamos jugadores lesionados y todos puedan participar y sumar nos ayuda muchísimo”. Porque en este tramo de competición es complicado que se vean marcadores abultados, y bastante más factible que los partidos se decidan al final, “y es cierto que el último tramo de los partidos los chicos lo están haciendo muy bien”.
El entrenador azulgrana no se espera un Cacereño volcado sobre el marco de Carmona, “porque fuera de casa últimamente están metiendo el bloque un poquito más atrás y les está dando muy buenos resultados”, así que es precisamente esa defensa en bloque medio lo que espera del rival. Aunque a los dos equipos les gusta tener el balón y proponer más que defender, se espera un partido largo en La Albuera, al estilo del que se jugó el pasado miércoles ante el Guadalajara. Si el resultado también se repite, la Segoviana habrá dado otro paso importante para conseguir su clasificación para el play off, porque como mínimo mantendrá su ventaja con respecto al sexto clasificado.

FER: «EL PARTIDO SE DECIDIRÁ POR DETALLES»

“Parece que ya quedan pocas jornadas, pero esto es muy largo, y el final va a ser muy intenso”. Fer Llorente, la voz de la experiencia en el vestuario de la Segoviana, tiene claro que todavía queda mucho trabajo por hacer, aunque el que se ha hecho es muy bueno, y que el encuentro frente al Cacereño no tendrá absolutamente nada de sencillo “porque va a ser un partido de tú a tú y nos va a costar muchísimo”.
Y más después de haber jugado el pasado miércoles ante el Guadalajara, con el desgaste físico que supuso llegar a un final apretado con el conjunto alcarreño, “aunque al haber conseguido la victoria tenemos mucha confianza y ambición para afrontar el partido ante el Cacereño, que pienso que se va a decidir por detalles”.
Y uno de esos detalles será el de aprovechar el buen momento de jugadores como Abel Pascual o Sergi Molina, goleadores el pasado miércoles, aunque Fer apuesta por abrir el abanico: “La fuerza del grupo es el haber conseguido hacer un equipo, un bloque sólido. Éramos conscientes desde el principio que somos un equipo en el que tienen que aportar todos y necesitamos que todos los jugadores que seamos rindamos siempre al máximo nivel”.