Segoviana CDA Navalcarnero DSC 8348
Juan de la Mata conduce el balón ante el Navalcarnero. / JUAN MARTÍN - GIMNÁSTICA SEGOVIANA

El entrenador de la Segoviana, Manu González, explica parte de la notable evolución de su equipo por la pelea interna para conseguir un puesto en la titularidad. “Son profesionales y es imposible relajarse. Hay una alineación cada domingo , hay que ganarse un puesto, hay una plantilla muy equilibrada y estamos teniendo suerte con las lesiones. Si uno baja el nivel, se cae de la convocatoria. Cada domingo compiten a muerte y cada entrenamiento van al cien por cien”. Juan de la Mata es testigo de lo caro que son los minutos en el centro del campo. “Todo el mundo quiere jugar. Yo estoy teniendo mis minutos desde el banquillo, sé que es muy difícil entrar en el once ahora mismo. Todo el mundo aprieta en los entrenamientos; hay muchos y muy buenos jugadores en todas las posiciones”. Los entrenamientos son entrevistas de empleo.

La contrapartida de pertenecer a una plantilla que cuaja a gran nivel, como es el caso de la Segoviana, sexta en Segunda Federación, es el precio de los minutos. ¿Cómo ganárselos? De la Mata sonríe antes de contestar: “Intentar entrenar bien todos los días. Es muy difícil; depende del míster y de lo que piense él del rival. Y cuando tengas la oportunidad, hay que aprovecharla para repetir el próximo día”.

De la Mata pone en valor el buen momento del equipo. “Creo que estamos en una zona buena de la tabla y hay que seguir así: luchando fuera y tratar de hacernos siempre con los tres puntos en casa”. Luchará el domingo por sumar la tercera victoria en tres partidos como local en la visita del Ceares a La Albuera. “No hay ningún equipo que regale nada. Al Ceares aquí en casa le deberíamos de por lo menos dominar, pero van a salir a darlo todo. Va a ser un partido complicado; se van a encerrar con defensa de tres y en las transiciones son fuertes”.

El centrocampista valora con prudencia la buena dinámica del club, que nunca se ha mantenido en una categoría por encima de Tercera División pero que vive un momento dulce. “Por creer no pasa nada; si se puede creer más arriba, lo creemos. Es mucho mejor ir partido a partido; ahora mismo vamos bien en la tabla y creo que podemos ir más arriba. No creo que nos tengamos que poner ningún techo ni decir que venimos a la permanencia. Ya se verá”.

En la misma línea, quita valor a los descensos anteriores de la Segoviana. “Esta categoría es nueva, hay mucho recién ascendido y equipos que han bajado de Segunda B y tendrían que estar en Tercera. No tenemos que temer a nadie, hay que salir a ganar cada partido como sea”.