fs unami soto del real
Marta y Ro presionan a una jugadora rival durante un partido del Unami./ KAMARERO

El Unami se marchó de la cancha del Leganés Masdeporte con la sensación de haber hecho un trabajo más que digno sobre la pista, suficiente para haber sumado un punto frente a un oponente que peleará junto al equipo segoviano por situarse en la zona más alta del grupo por el descenso a la categoría regional, pero sin ningún punto que sumar a su casillero porque el equipo local acertó en su último ataque, cuando el partido ya expiraba, marcando un golazo por la escuadra.

El sistema defensivo del Unami ha sido tan destacado a lo largo de la temporada que el Leganés es el único conjunto que ha sido capaz de hacerle cuatro tantos al equipo de Toño González, que en el minuto siete de partido ya se había puesto por delante con el gol de Ro, con el que el cuadro visitante había aplacado las ganas de las madrileñas, que aún así lograron empatar el encuentro mediada la primera mitad.

Como si fuera un aviso de lo que iba a suceder al final del choque, cuando el primer tiempo enlazaba sus últimos segundos el Leganés se ponía por delante en el marcador, pero el Unami no se puso nervioso por este hecho y continuó con su plan, que le dio buen resultado con el gol marcado por Leyre.

El plan casi sale bien

Con el encuentro metido en una gran dinámica de igualdad, el Leganés puso en la pista el portero-jugador, tratando de meter al Unami en diez metros y evitar así que el equipo segoviano pudiera controlar el partido a través de la posesión. Así llegó el tercer tanto local que contrarrestó el marcado por Carré.

Con el empate a tres en el electrónico los segundos se fueron desgranando hasta llegar a la última acción del encuentro, cuando se produce un saque de banda muy cercano a la portería segoviana. Todas las protagonistas sabían que se trataba de la última acción del partido, por lo que el Unami se esforzó en defender con intensidad, mientras que el Leganés puso a todas sus jugadoras en la zona ofensiva.

El saque de banda con el posterior remate fue interceptado por la defensa segoviana, pero con tan mala suerte que el balón quedó ‘muerto’ a los pies de la jugadora del Leganés Silvia, que no se lo pensó dos veces y empalmó con tanta fuerza y colocación que el esférico se coló por toda la escuadrada de la portería de Lau, que no pudo hacer absolutamente nada, cerrándose el partido con la derrota para el Unami.