Pedro Rivero, durante la final por el ascenso celebrada en Burgos./ EFE

La carrera de Pedro Rivero en los banquillos está siendo meteórica desde que el segoviano colgó las botas en el año 2018 para comenzar a dirigir al Lucentum Alicante de la LEB Plata, al que ascendió a la LEB Oro, firmando posteriormente por el Palencia Basket, al que en su segunda temporada ha conseguido llevar hasta la Liga Endesa ACB.

No ha sido un camino de rosas el que ha tenido que recorrer el conjunto palentino hasta llegar al ascenso de categoría, que se le escapó en las últimas jornadas en beneficio del Andorra, teniendo que jugárselo por el camino largo, disputando una Final Four en el que arrasó al Real Valladolid por 90-60 en semifinales, logrando vencer en la final al San Pablo Burgos por 83-95.

Rivero, que como jugador logró numerosos ascensos de categoría, festejó de manera diferente este ascenso como entrenador, “alegrándome por mucha gente que está diez meses fuera de sus casas sin ver a sus familias por alcanzar esto”. De esta manera, a salvo de que el Zunder Palencia cumpla con los requisitos económicos para participar en la competición, Segovia contará con dos técnicos en la máxima categoría del nacional, Pedro Rivero y Porfirio Fiscac, actualmente dirigiendo al Casademont Zaragoza.