Víctor Pérez, uno de los coordinadores del CD Eresma, durante un encuentro de bádminton en el pabellón Agustín Fernández de San Lorenzo. / ROCÍO PARDOS
Publicidad

Poco a poco el bádminton va ganando adeptos en Segovia. El interés va creciendo en la ciudad gracias a la tarea que desempeña el CD Eresma. En su corta trayectoria en esta disciplina deportiva, la entidad segoviana ha logrado fomentar una sección que se cimienta por la base. Cada año son más los escolares que se adentran en la modalidad de raqueta y volantes, y cada vez más son los adultos que se acercan al pabellón Agustín Fernández a probar.

El Eresma, bajo la coordinación de Víctor Pérez, Daniel Gómez, Mariano Lázaro y Emiliano Sebastián, acoge a cerca de 60 alumnos; divididos en dos grupos que entrenan en polideportivo del barrio de San Lorenzo y en El Peñascal. El tejido fuerte del club es la escuela, que cada temporada va aumentando el número de participantes. Así lo explica Sebastián: “Cada vez hay más niños y niñas. Estamos abiertos a todos los que quieran adentrarse en el bádminton, aunque a día de hoy el Agustín Fernández se nos queda un poco justo”.

Emiliano Sebastián, coordinador: “Queremos que la gente sepa que hay otra opción deportiva en Segovia”

La labor de formación, con una raíz divulgativa y didáctica, es una de las metas del Eresma. “Hemos hecho presentaciones en colegios, ya que queremos que la gente sepa que hay otra opción deportiva en Segovia. Primero tratamos que les guste y luego que, poco a poco, vayan avanzando. Nos gustaría que, además de pasar una bonita experiencia, cada año fueran a más”, explica Sebastián. Por el momento, cuenta con cinco componentes federados (uno sub 15 y cuatro sub 13), que esta campaña han recorrido las principales pruebas del circuito regional e incluso han competido en la Comunidad de Madrid (en Guadarrama). “Para nosotros es un orgullo que haya alumnos disputando torneos por Castilla y León, con el nivel tan alto que hay”, reconoce.

Liga absoluta en Segovia

Como novedad y aliciente, el club lanzó una liga en Segovia en categoría absoluta tanto masculina como femenina, aunque pueden participar menores de edad con autorización paterna, materna o de su tutor. El inicio de la competición estaba previsto para el 15 de marzo, con una charla informativa y la disputa de los primeros encuentros, pero la situación del coronavirus ha frenado su arranque. “Por el momento hay inscritos ocho mujeres y 14 o 16 hombres, y la idea es hacer dos grupos en función del nivel. Asimismo, estamos abiertos a las necesidades y horarios de los jugadores. Esperaremos a ver cómo evoluciona todo, puesto que antes de una liga de bádminton está la salud de todos”, comenta.