El jugador del San Cristóbal progresa con el balón./ ROCÍO PARDOS

El CD San Cristóbal dio un gran paso adelante en su intención de clasificarse entre los mejores para la segunda fase de la competición, al superar al FS Salamanca en un partido de muchas alternativas, en el que los de Juan Carlos Dueñas supieron rehacerse después de un gran arranque visitante, abrieron brecha en el marcador y supieron aguantar las acometidas del líder de la competición, volcado sobre el marco segoviano en los últimos minutos del choque.

De inicio, el FS Salamanca salió a la cancha muy decidido a poner tierra de por medio, y cumplido el segundo minuto de partido el 0-1 ya campeaba en el marcador, con los locales algo desajustados sobre la pista. Pero bastó con que el San Cristóbal recobrara la compostura para que rápidamente se restableciera la igualdad en el electrónic, y Diego pusiera por delante a los segovianos.

El San Cristóbal fue a más en la primera parte, y con tres acciones de estrategia logró cerrar un impecable primer período con un 5-1 que hacía frotarse los ojos, y obligaba al conjunto charro a variar su estrategia si quería obtener un resultado positivo.

EMOCIÓN HASTA EL FINAL

A ello se pusieron los jugadores visitantes, que pusieron el portero-jugador sobre la pista y lograron reducir la desventaja a dos goles (5-3). Pero el San Cristóbal no estaba dispuesto a ceder su ventaja, aprendió de partidos anteriores que hay que aprovechar las ocasiones y no relajarse, y así un doblete de Mario ponía el 7-3 en el marcador aún a falta de muchos minutos de juego, el último de ellos aprovechando que el FS Salamanca se manejaba en la pista con un hombre menos por la expulsión de su guardameta.

El partido no estaba terminado ni mucho menos, porque el líder de la liga demostró su condición con un sprint final muy fuerte, anotando tres goles que pusieron el 7-6 en el marcador, obligando al San Cristóbal a sufrir en la defensa del cinco para cuatro. Pero finalmente la victoria de calidad se quedó en casa, y el conjunto segoviano demuestra que tiene capacidad y juego para poner en complicaciones a cualquier equipo de la División de Honor Juvenil.