41 1
Fer Llorente supera la marca de un rival durante el encuentro de ida que jugó la Segoviana en Matapiñonera./ JUAN MARTÍN-G. SEGOVIANA

Ya no resulta ninguna novedad el decir que la Segoviana se va a enfrentar al líder de la categoría. La tremenda igualdad en el grupo V de la Segunda RFEF, y un calendario cuando menos caprichoso ha propiciado que en repetidas ocasiones al conjunto azulgrana le haya toca en suerte medirse al primer clasificado, que en esta ocasión es la UD Sanse, que hace diez jornadas ocupaba la séptima plaza de la clasificación después de caer en casa frente al Getafe B y que desde aquel partido del 3 de diciembre no sabe lo que es perder.
La Segoviana también ha alcanzado un buen nivel de regularidad, con tan sólo una derrota en las últimas diez jornadas, la que cosechó en el campo de Los Pajaritos frente al Numancia. Así que el partido se plantea entre dos equipos más que solventes, con una Segoviana que siempre intenta dominar sus partidos, sobre todo cuando juega en casa, y un Sanse “que pasa por ser el equipo de la categoría que más variantes tiene para afrontar un partido”, señala Ramsés, que tiene una deportiva cuenta pendiente con Pablo Álvarez, entrenador del conjunto madrileño “que cuando vino aquí con el Navalcarnero nos pintó la cara” a base de jugar a la espalda de la defensa gimnástica.

TODOS DISPONIBLES

La semana de entrenamientos en el conjunto gimnástico ha estado presidida por la normalidad y por la presencia de todos los futbolistas, lo que no deja de ser una buena noticia ya que las recuperaciones elevan el nivel de la plantilla “y dan más calidad a los entrenamientos” reconoció el técnico, que por primera vez en mucho tiempo tendrá que hacer descartes por decisión técnica y no por problemas médicos o de sanciones, por lo que será tan complicado adivinar el once inicial como la propia lista de convocados.
Si el plan de partido para la Segoviana pasa por ser dominante a intentarle quitar el balón al Sanse, que es como se ha manejado el equipo gimnástico a lo largo de toda la temporada en casa, la atención a los repliegues será importante, por lo que el encuentro podría plantearse con un triángulo en el eje central con Sergi Molina y López, más Manu por delante para ‘barrer' todas las segundas acciones y liberar a los centrocampistas para que puedan esforzarse en la presión y descolgarse para llegar desde la segunda línea.

 

La recuperación de lesionados y sancionados propicia que Ramsés tenga que hacer descartes por decisión técnica

Además, la Segoviana de Ramsés siempre trata de aprovechar al máximo las dimensiones de La Albuera, por lo que Plomer y Merencio siempre suman posibilidades de ser titulares. En el centro del campo las alternativas son más que numerosas, con Fer Llorente, con Juan de la Mata, con Astray y con Javi Borrego. Hugo Díaz sale de la ‘ecuación' porque tiene su sitio en la mediapunta, con Dani Segovia fijando a los centrales.
La competición regular tiene todavía un buen número de jornadas por delante, pero estos encuentros comienzan a cobrar una especial importancia, mirando en primer lugar a los dobles y triples empates por lo que no está de más recordar que en el encuentro de ida el resultado final fue de reparto de puntos sin goles. Ramsés apuesta por alcanzar cuanto antes los 45 puntos para evitarse cualquier tipo de problemas en lo que se refiere a la permanencia, aunque la afición esté pensando de manera lógica en metas bastante más ambiciosas, porque el liderato vuelve a estar a tres puntos.