Pablo Herranz supera la defensa del Agustinos. / A. MARUGÁN
Publicidad

Pablo Herranz da el salto al primer equipo del Balonmano Nava. El jugador ha desarrollado su proceso formativo en la entidad navera desde prebenjamines y, al finalizar su etapa en la categoría juvenil, pasa a formar parte de la plantilla que dirigirá Diego Dorado esta temporada. Con esta incorporación, el club de Nava de la Asunción continúa con su firme apuesta por obtener rédito de la cantera. Esta confirmación se une a la de Óscar Marugán, ambos formados en las filas del conjunto blanquirrojo e incluso llegando a vestir en varias ocasiones la camiseta de la Selección de Castilla y León.

Herranz, de 1,94 metros y 106 kilos, buscará su oportunidad en el pivote. “Es un sueño hecho realidad, y encima estar haciendo lo que me encanta y en mi pueblo”, subraya el joven jugador para el departamento de prensa del club; y apunta: “Siempre hay que dar el máximo, aunque haya otros jugadores por encima y sean mejores, pero siendo de Nava y perteneciendo al equipo de tu pueblo, nadie podía poner más ganas que tú”.