Publicidad

No es la primera vez que Pablo Alejandro expresa públicamente su deseo de abandonar la presidencia del Club Deportivo La Granja. El desgaste en un cargo como el que ostenta desde hace más de dos décadas es inevitable, y solo el hecho de no encontrar un relevo para la presidencia de la entidad es lo que le ha llevado a continuar temporada tras temporada.

Pero en esta ocasión las circunstancias parecen haber cambiado. Aunque la Junta Directiva del club le ha echado una buena mano, sobre todo a la hora de arreglar los papeles de algunas de las nuevas incorporaciones al equipo, el desgaste que ha supuesto comenzar un nuevo proyecto radicalmente opuesto al de pasadas campañas ha dejado sin fuerzas a Pablo Alejandro, que compareció ante los medios para señalar al cansancio como la principal motivación que le ha llevado a dejar el cargo.

“DEBÍ HACERLO ANTES”

Acompañado por el secretario y la tesorera del CD La Granja, Alejandro señaló que el próximo viernes cesará en sus funciones como presidente del club, “algo que quizá debí hacer cuatro o cinco meses. No lo hice en su momento, pero lo hago ahora. Ha llegado el momento de parar y dedicar más tiempo a mi familia”.

El aún presidente de la entidad no quiere que esta decisión se asocie con un ‘calentón’, “porque lo que me sucede es que ya no tengo la ilusión de antes, estoy cansando de llamar a las puertas pidiendo ayuda para el club, y aunque mis compañeros de directiva han ayudado muchísimo con el tema de los papeles de los chicos, este asunto nos ha desgastado. Lo mejor es dejarlo”.

No quiere Alejandro que este hecho afecte al normal funcionamiento del equipo, “porque desde que informemos a la asamblea se abrirá un período para presentar candidaturas, y en un plazo de un mes habrá elecciones. Hasta ese tiempo, los miembros de la Junta Directiva estaremos al pie del cañón, aunque yo ya no ejerza como presidente. Así se lo hemos trasladado a la plantilla y al cuerpo técnico”.

LO QUE LOS SOCIOS QUIERAN…

El compromiso de continuar con el proyecto es tal que, en el caso de que no saliera ninguna candidatura, la Directiva continuaría al frente del club, aunque ya como Junta Gestora “y al finalizar la temporada ya se vería lo que hay que hacer”. Y es por ese lado por que se abre una doble vía que pone algo de incertidumbre en el futuro del club, que ha visto cómo se ha creado en La Granja un nuevo club de fútbol, el Real Sitio CF, con lo que los afectos pueden haberse dividido.

Además, en el horizonte ha aparecido un inversor que, en principio, parece dispuesto a poner dinero en el CD La Granja, aunque no hay nada seguro… y ya se sabe lo que sucede con los inversores en los clubes deportivos. De momento, los 450 socios de la entidad están citados para tomar parte en una asamblea en la que con seguridad Pablo Alejandro hará oficial su cese como presidente. Lo que suceda después, lo tendrán que decidir los socios.