El delantero del CD La Granja Dani Lázaro, que vuelve a la convocatoria, se dispone a controlar un balón. / KAMARERO
Publicidad

Otra nueva etapa que inicia esta tarde el CD La Granja. Tras poner fin a la era de Carlos Fonseca, el club de San Ildefonso confío la reacción del equipo a Miguel de la Fuente. El técnico vallisoletano se hizo cargo de la plantilla el martes y esta tarde se estrena al frente del banquillo frente a un rival adversario en los intereses de la permanencia como es el Mirandés B (El Hospital, 16.30 horas). Ambos conjuntos se encuentra en el sótano de la clasificación del Grupo VIII, en un primer cuarto de temporada que empieza ya definir sus zonas en la tabla. Los del Real Sitio son antepenúltimos con seis puntos, mientras que los Miranda de Ebro copan la posición de colista con cuatro.

De la Fuente, tras su primera toma de contacto dirigiendo la nave granjeña, se marca un objetivo realista y resultadista: “Ahora nos vienen rivales de nuestra liga y la primera meta que nos marcamos es la de sumar en los dos partidos que nos vienen antes del parón que tenemos por descanso. El encuentro del sábado hay que ganarle”. Para ello, aboga por un estilo de juego con “presencia en el área rival; de apretar arriba, llegar por las bandas y obligar a la defensa contraria”; y continúa: “Obviamente no va a haber muchos cambios, pero sí que se va a notar la manera de afrontar los partidos: jugaremos más agresivos y con mayor intensidad. Tenemos que ser nosotros mismos y saber a qué jugamos”.

Recupera efectivos

Con esta idea encara su primer enfrentamiento, que define como “importante”, ante un plantel que “llegará a La Granja con muchas dudas de saber a qué rival se enfrenta. Son un equipo joven, que lleva peligro a balón parado y por los extremos”. Para este choque De la Fuente puede disponer de algunos de los jugadores que fueron baja en la última jornada como los defensas Mario Fernández y Enrique Llorente ‘Kike’ y del delantero Dani Lázaro. El atacante Luciano Ferreira ‘Lucho’, por su parte, sigue sin poder entrar en la convocatoria por molestias y se suma a las ausencias de los lesionados de larga duración David Moreno y Alfonso Berrocal. En el filial burgalés es el delantero Ander Estefano el que no será de la partida de Pedro Javier Bañuelos por sanción.