Publicidad

El CD La Granja se volvió de vacío de Burgos tras disputar un choque frente al Burgos Promesas en el que se reflejó la diferencia de ambos equipos en la clasificación. Los naranjas dominaron la primera mitad y se adelantaron gracias a un gol de Mota. La brecha pudo ser mayor, pero no gozaron de suficiente puntería. En la segunda mitad el partido cambió de ritmo y Gabri hizo el segundo que sentenciaría el resultado. Los visitantes anotaron en el añadido, pero la victoria se quedó en casa.

El partido comenzó dominado por los burgaleses, quienes trataron de encerrar al rival en su campo. Tras un primer disparo de Caramelo, Gabri tuvo la ocasión más clara. El mediapunta naranja se quedó solo ante Loren que sacó su disparo con el pie. Una jugada muy similar se produjo tan solo unos minutos después. Caramelo recibió un balón largo desde un costado y se encontró en un mano a mano ante el portero rival pero, una vez batido este, apareció Thanos para detener el esférico y evitar el primero.

En el córner posterior a esta jugada, Mota se alzó sobre la defensa de La Granja y anotó el primer gol de la tarde con un imponente cabezazo. Apenas tres minutos más tarde pudo llegar el segundo. Con los naranjas volcados en ataque, Barahona centró el esférico desde banda izquierda y Pluma estuvo a punto de marcar en propia puerta al tratar de despejar el balón. La velocidad de los delanteros del Burgos Promesas ponía en serios apuros a la defensa segoviana. En el minuto 20 fue Mota quien disparó fuera cuando se encontró solo ante Loren.

En el ecuador de la primera mitad y tras un continuo asedio de los locales, el partido se tranquilizó. Con el paso de los minutos los de Miguel dela Fuente lograron asentarse en el partido y ganaron presencia, aunque sin lograr inquietar al marco local. Se llegó al descanso sin más goles debido a que Loren detuvo un lanzamiento de falta directa de Barahona en el 45.

En la segunda parte los burgaleses bajaron una marcha y trataron de controlar los tiempos del partido. La Granja no renunció a lograr el empate, algo que pudo lograr en el minuto 59 en su aproximación más peligrosa hasta el momento. Velasco cruzó un balón raso desde la banda izquierda, pero Lázaro no llegó a rematar el esférico y todo quedó en nada.

Los naranjas mantuvieron el control del choque, aunque sin generar tanto peligro como en la primera mitad. Caramelo tuvo dos disparo cruzados que detuvo con entereza Loren. A base de intentarlo, el Burgos Promesas logró el segundo a un cuarto de hora del final. Barahona remató de cabeza en el primer palo un córner botado desde parte derecha,Loren despejó el balón, pero apareció Gabri para rematar de nuevo y anotar a portería vacía.

Caramelo pudo sentenciar el partido en el 85, pero no logró regatear a Loren en el mano a mano y perdonó una clarísima. Lo que llegó fue el 2-1 en un balón largo que fue mal despejado por Gallardo dentro del área para que Víctor Velasco lo aprovechara. Pero no hubo tiempo para más.