Publicidad

Después de un par de semanas de pretemporada después de las vacaciones navideñas, el Viveros Herol Nava volvió a disputar partidos, con el amistoso que le llevó hasta la ciudad leonesa de Valencia de don Juan, donde se midió al Ademar de León.

Los dos conjuntos pusieron en evidencia el momento de forma en el que se encuentran, que evidentemente no es el más alto posible, que aún quedan un par de semanas para el reinicio de la competición, pero no por ello renunciaron a dar el mejor espectáculo posible a los aficionados. En el bando navero, con Nuno Farelo ejerciendo de primer entrenador por la ausencia de Dani Gordo, el equipo salió con ganas, y llegado el minuto diez de partido ya había obligado a Manolo Cadenas a pedir un tiempo muerto, ya que el ataque visitante se imponía con claridad a la defensa leonesa, como así marcaba el 5-9.

Un parcial de 4-1 para el Ademar devolvió el partido al terreno de la igualdad de donde no se movería durante todo el primer período, si bien es cierto que el equipo de casa mejoró de manera ostensible, sobre todo en el apartado defensivo, llegando a liderar el marcador, aunque el Viveros Herol se agarró al encuentro, llevando el partido al descanso con el 16-15 en el electrónico pese a haber conseguido solo cinco goles en los últimos veinte minutos de período.

UN REINICIO PEOR

El comienzo del segundo tiempo no tuvo nada que ver con el del primero, porque el Balonmano Nava se encontró con un oponente que continuó fuerte en defensa, y con un parcial de 3-0 que puso el marcador en 20-17 obligó a Nuno a pedir tiempo muerto para tratar de reconducir la situación.

Pero el Ademar puso la directa en los segundos treinta minutos, y con una defensa que en nada se pareció a la del primer tiempo, metió en muchas dificultades a la ofensiva del Viveros Herol, rompiendo el partido hasta alcanzar una ventaja de ocho goles, con un 31-23 que ponía sobre la pista las diferencias lógicas que existen entre el segundo clasificado y un conjunto que pelea por la permanencia en Asobal.

Las rotaciones fueron constantes en ambos conjuntos, y por ello el ritmo del partido no fue constante. De ello se aprovechó el Viveros Herol, que con un buen trabajo en la recta final del choque fue limando poco a poco las diferencias llegando a situarse a cinco goles de su oponente, aunque el Ademar supo controlar su ventaja y evitarse problema. Un gol de Antonio Llopis desde los siete metros cerró el marcador en el 35-29, y con él un encuentro que sirvió para sacar conclusiones por parte de ambos conjuntos.

EL RETORNO A LA LIGA, EN DOMINGO

El primer encuentro de la segunda vuelta de la Liga Asobal, con el que el conjunto segoviano volverá a la competición, llevará al Viveros Herol Nava al pabellón Huerta del Rey de Valladolid, donde se medirá al Recoletas en un nuevo derbi autonómico que se celebrará el domingo, 9 de febrero, a las doce y media de la mañana. Aunque en un principio el encuentro estaba programado para el sábado, la coincidencia con el partido de la División de Honor femenina ha propiciado el cambio.

EL PRÓXIMO SÁBADO, EN PALAZUELOS

El segundo de los encuentros amistosos que disputará el conjunto segoviano antes de retornar a la Liga Asobal se disputará en Palazuelos de Eresma el próximo sábado 1 de febrero, teniendo como oponente al Balonmano Ciudad de Logroño.

Dicho encuentro se engloba dentro del interés del Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma, por acoger deporte de alto nivel dentro del término municipal. El convenio suscrito hace unos meses entre el club navero y el Ayuntamiento dio como resultado la creación de una escuela deportiva municipal de balonmano, y el amistoso se suma así al trabajo para que dicho encuentro pueda ser espejo para que jóvenes vean en el balonmano, un posible deporte a desarrollar tanto en sus edades tempranas, como en las adultas.

Precisamente para continuar fomentando la práctica del balonmano entre los más jóvenes, en la jornada de hoy tendrá lugar un encuentro provincial en las instalaciones del pabellón Municipal Arroyo de la Vega. A la misma acudirán las escuelas deportivas municipales de balonmano, dependientes del programa Escuelas Deportivas de Diputación Provincial.

UN OBJETIVO BENÉFICO

El partido amistoso que se disputará el 1 de febrero tendrá un objetivo benéfico, puesto que lo recaudado con la venta de entradas, irá destinada a la Asociación ‘Segovia de Mil Colores’, asociación sin ánimo de lucro para el apoyo familiar, escolar e individual de personas con dificultades en su desarrollo. Persigue sus objetivos a través de actividades asistenciales, educativas, recreativas, culturales y deportivas, para conseguir la promoción, creación, organización o patrocinio de centros de diagnosis y evaluación, unidades de tratamiento y atención especializada, centros de terapias específicos o servicios médicos entre otros.

Las entradas para ver el encuentro, a un precio único de tres euros que se destinarán a la Asociación, se podrán comprar de manera anticipada en el Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma, en horario laboral, o en la sede del club navero.