Tres jornadas restan para el final de la temporada regular en la Liga Asobal, y el Viveros Herol Nava no solo no tiene asegurada la permanencia, sino que tampoco depende de sí mismo para evitar el play off de descenso frente al tercer clasificado de la División de Plata. La derrota ante Puente Genil en casa hizo muchísimo daño tanto a efecto moral como clasificatorio, y el punto sumado en Valladolid no es suficiente para asegurarse la salvación.

Con estos condicionantes, resulta imprescindible echar un vistazo al calendario que tienen los cuatro conjuntos implicados en la permanencia y la promoción para calibrar las opciones del conjunto segoviano en esta recta final de la competición.

Atlético Valladolid (22 puntos)

El equipo pucelano salvó un punto el pasado domingo que le pone virtualmente fuera de las posiciones de descenso directo, cuatro puntos por delante del Sinfín. Sin embargo, el calendario que tiene por delante es el más complicado de todos, con dos encuentros fuera de casa en las pistas de Bidasoa Irún y Fraikin Granollers, que se están jugando el subcampeonato liguero, y la visita a Valladolid del Incarlopsa Cuenca, uno de los conjuntos más en forma de la segunda vuelta que está inmerso en la pelea por los puestos europeos.

Puente Genil (21 puntos)

El equipo cordobés tiene que afrontar dos desplazamientos consecutivos, uno de máxima exigencia la cancha del Granollers, y otro más ‘agradable’ a la pista del Iberoquinoa Antequera, descendido hace varias jornadas, para cerrar la liga en su pista teniendo como rival a un Torrelavega que ya hizo los deberes consiguiendo la permanencia con varias jornadas de antelación.

Nava (20 puntos)

El punto sumado en Valladolid no sacó al equipo segoviano de la plaza de promoción, pero le alejó un poco más del descenso directo. Los de Zupo tienen por delante un partido en casa frente a Bada Huesca, salvado y con pocas opciones de jugar la promoción, un viaje muy exigente a Benidorm donde le espera un rival en buen momento de forma, y un cierre de liga ‘clavadito’ al de la pasada campaña contra el Anaitasuna en Nava. El Balonmano Nava necesita ganar al menos un partido más que Atlético Valladolid o Puente Genil para conseguir escapar de la plaza de ‘play out’.

Sinfín (17 puntos)

El conjunto cántabro está obligado a ganar dos de los tres partidos que le quedan, y esperar otros resultados, para evitar el descenso directo. Para empezar recibe al Cangas, que está siendo mucho más irregular en esta segunda vuelta que en la primera, continuando posteriormente con un desplazamiento al Palau Blaugrana donde todo lo que no sea perder será un ‘bombazo’ en la Asobal, cerrando la temporada en casa frente al colista Antequera.

Aunque los resultados ‘raros’ están a la orden del día en las últimas jornadas de la Asobal, la realidad es que el Balonmano Nava tiene en la mano el evitar el descenso directo, pero no tanto la promoción. Ganar el sábado al Huesca, sin ser definitivo, podría aclarar mucho el panorama para el conjunto segoviano.