Un Viveros Herol Nava demasiado irregular en su juego terminó perdiendo en el último segundo frente al Valinox Novás en un encuentro que después de muchas alternativas entró igualado en su tramo final, y en el que las decisiones arbitrales acabaron condicionando el resultado final, sobre todo en un último minuto en el que una exclusión a Roberto Pérez por simular una falta dejó a los de casa en inferioridad.
Nava comenzó mandando con un 2-0 y ataque para elevar el tercer gol, pero Novás espabiló pronto y con un parcial de 0-3, con Lloria muy activo bajo palos y Trifkovic percutiendo desde el centro, lo que llevó el partido a diez minutos de toma y daca, con la defensa gallega evitando los ataques rápidos de los locales, y el 6:0 local haciendo lo mismo.

DEL DÍA A LA NOCHE

En el minuto 10 de la primera parte pisó el acelerador el Viveros Herol. Patotski elevó el nivel, y tanto Álex Lodos como Paco Bernabéu fueron los estiletes que endosaron a Novás un parcial de 6-0 que elevó el electrónico al 10-5. Por el otro lado, Dani Pérez también ponía de su parte, así que todo pintaba muy bien, pero…
Tal y como sucedió en Alcobendas, a varios muy buenos minutos del conjunto segoviano le sucedieron otros de brutal desconexión, con el equipo sin adaptarse a la defensa rival que había subido sus líneas bastantes metros, y concediendo varias contras que en un abrir y cerrar de ojos volvieron a meter en el partido al Novás con un parcial de 0-4.

UNA MÁQUINA DE PERDER BALONES

Las nueve pérdidas de balón casi consecutivas y los errores en los lanzamientos ante Lloria hicieron daño a los naveros, que a cinco minutos para el descanso no solo habían perdido toda su ventaja, sino que incluso se vieron por detrás en el electrónico. Y habría sido aún peor si Patotski no hubiera estado a su nivel habitual evitando que el cuadro de Samuel Trives se fuese con más de un gol de renta.
El reinicio del encuentro vio a un Balonmano Nava algo más entonado en la ofensiva, pero no tanto en defensa, lo que volvió a dejar al Novás la iniciativa del partido de tal manera que a los cinco minutos de la segunda parte, con 13-15, Álvaro Senovilla tuviera que parar el partido.

DE LA NOCHE AL DÍA

No sirvió de mucho, porque la defensa del Novás se acopló perfectamente al ataque del Viveros Herol Nava, de tal manera que el 13-17 con el que se llegó al minuto 50 solo podía considerarse justo.
Le costó al equipo de Álvaro Senovilla salir de su crisis, pero finalmente lo consiguió a base de chocar una y otra vez ante la defensa de su rival, que terminó mostrando alguna grieta, las justas para que Roberto Pérez fuera reduciendo las distancias, que terminaron convirtiéndose en nada tras el tanto desde los siete metros marcado por Dani Pérez.
El tiempo muerto de Samuel Trives le vino bien a su equipo, que volvió a pegar un pequeño tirón en el marcador. Pero Nava ya no se iba a volver a salir del encuentor, hubo más decisión en la ofensiva, y pese a que tanto Lloria como Patotski se vieron muy bien ayudados por su defensa, a dos minutos del final del choque el marcador señalaba un igualadísimo 22-22.

LA DECISIÓN FINAL

Los de casa tuvieron un ataque para ponerse por delante, pero un Prokop siempre en la frontera entre estar muy metido en el partido y pasado de revoluciones, desaprovechó la opción. La exclusión de Roberto Pérez por simular una falta en ataque (señalada un par de segundos después de que se hubiera producido la acción) le vino fenomenal al Valinox Novás porque estaba a un pase de caer en pasivo, y gracias a la exclusión pudo montar su ataque con más tranquilidad para, con el sonido de la bocina, lograr hacer llegar el balón a Pablo Castro y marcar el 22-23 que premió el excelente partido del conjunto gallego y castigó la irregularidad del Viveros Herol Nava. La actuación de los colegiados tendrán que valorarla los que sepan.