Zupo Equisoain, técnico del Viveros Herol Nava, apeló a “quemar las naves” en el Palau D’Esports L’Illa de Benidorm para conseguir el punto que matemáticamente le hace falta para evitar el descenso directo a División de Plata, siempre y cuando el Sinfín no consiga puntuar en el Palau Blaugrana en una intensa penúltima jornada de competición en la Liga Asobal.

El entrenador navarro consideró que el equipo “está en condiciones” de superar al Benidorm, aunque alabó al conjunto alicantino “que está jugando muy bien y ganando partidos. Aspira a estar en Europa el próximo año porque tiene buenos jugadores, algo acorde a la inversión que ha realizado”.

Repasando el momento en el que llega el Balonmano Nava al partido, Zupo afirmó que existe “temor, ansiedad o presión, pero no miedo” por encontrarse tan cerca de los puestos de descenso que el equipo no ha pisado en toda la temporada, “pero debemos conseguir que eso no nos atenace. Los jugadores deben salir a dar el cien por cien con desparpajo y con el brazo suelto”, un hecho que no ha sucedido en todos los encuentros de la segunda vuelta

ROSALES Y TSANAXIDIS, DUDAS

Dos jugadores, Adrián Rosales y Chrysanthos Tsanaxidis, arrastran problemas físicos y aparecen como duda para el encuentro del que Zupo esperó que pueda ofrecer una opción de sumar al menos el punto que falta para confirmar la permanencia, que actualmente es el único objetivo del técnico, “porque o podemos mirar más allá. El primer paso es salvar al equipo, ni me preocupan los resultados del resto de oponentes ni ahora mismo pienso en la promoción”.

Por ello Zupo no quiso valorar el calendario de Sinfín, Valladolid o Puente Genil, otros conjuntos de la zona baja de la tabla. “Dependemos de nosotros, y si no logramos puntuar en Benidorm intentaremos hacerlo en casa en la última jornada frente a Anaitasuna, que no vendrá en absoluto de paseo a Nava, sino que querrá ganar. Por ello debemos sumar ese punto cuanto antes. Cuando acabe la jornada miraremos otros resultados”, sentenció.

No será sencillo sumar el punto que falta en la pista de un Benidorm que ha sorprendido en esta segunda vuelta atacando con siete jugadores, vaciando portería en un sistema que le ha reportado muy buenos resultados. Pero hay que sumar donde sea y como sea, porque ya se ha visto que todos los equipos de la Asobal, menos uno, han espabilado en lo que a resultados se refiere.

HISTORIA A FAVOR

Dicen que la estadística está para romperse, pero la realidad de los números señala que el Palay D’Esports L’Illa de Benidorm es una de las canchas que mejor se le han dado al Viveros Herol Nava en la Liga Asobal, no en vano en los dos encuentros que el equipo segoviano ha jugado en Benidorm no ha conocido la derrota, ganando el encuentro de la campaña 19/20 por el marcador de 21-23, sumando un empate a 29 goles en la temporada 20/21.

Normalmente los encuentros que enfrentan a alicantinos y segovianos suelen estar de lo más igualados, salvando el que se jugó en el mes de diciembre y que terminó con victoria del equipo que dirige Javier Latorre por 25-30 en un final que no gustó nada a Zupo Equisoain, puesto que el entrenador de Benidorm pidió tiempo muerto con el marcador decidido para su equipo a poco más de dos minutos para el final del encuentro.

Más allá de ‘afrentas’ pasadas, el hecho cierto es que tanto Benidorm como Viveros Herol Nava necesitan la victoria. Los de casa porque pueden dejar prácticamente finiquitada su clasificación para jugar competición europea. Los visitantes, porque no quieren llegar a la última jornada de liga necesitando ganar al Anaitasuna en la reedición del último partido de la pasada temporada.