El Viveros Herol Nava ha cerrado la primera vuelta en la fase inicial de la División de Plata con la tranquilidad de haber hecho los deberes. Segundo en la clasificación con 13 puntos, seis por encima del quinto clasificado cuando restan 18 puntos en disputa en esta segunda vuelta, la sensación que está dando el conjunto de Álvaro Senovilla es la de tener bien cogida su plaza para la segunda fase por el ascenso. Tanto fue así que el propio técnico navero señaló al final del encuentro que el equipo venció al Unión Financiera que “si ganamos los tres partidos que jugaremos en la segunda vuelta frente a nuestros competidores por esas plazas (Novás, San Pablo Burgos y Villa de Aranda ya que el resto de equipos parecen estar ya demasiado lejos) estaremos matemáticamente clasificados para la siguiente fase”.

Y ello implica, más allá de ir siempre partido a partido, el tener que estar mucho más pendientes de lo que hagan el conjunto gallego y los dos burgaleses de cara a la segunda fase de la competición en la que se van a arrastrar los puntos obtenido en los enfrentamientos entre ellos. De esta manera, si comenzase hoy la fase por el ascenso, Novás aparecería con seis puntos, mientras que el Viveros Herol Nava tendría tres, el UBU San Pablo se quedaría con dos, y el Tubos Aranda con uno.

LOS PUNTOS ARRASTRADOS

Por ello, y teniendo en cuenta que de los tres partidos que restan hasta el parón navideño, dos van a tener como oponentes al Valinox y al Villa de Aranda, Senovilla afirmó que “sin desmerecer al Balonmano Alcobendas (rival del próximo sábado en casa), tenemos que empezar a mirar las fechas ante Novás y Villa de Aranda” ya que ganar a estos dos oponentes mejoraría de manera sustancial la clasificación del equipo segoviano de cara a la segunda fase “en la que vamos a tener que ganar muchos partidos” y toda ayuda en forma de puntos sumados en la primera fase será de agradecer.

De comenzar hoy la fase de ascenso, Novás la iniciaría con 6 puntos por 3 del Viveros Herol, 2 de Burgos y 1 de Aranda

Teniendo en cuenta la igualdad de la categoría, no puede sorprender que el Viveros Herol sufriera para derrotar al Unión Financiera “porque lo que no era normal era lo que estábamos haciendo hasta ahora, ganando partidos por mucha diferencia. Nos vienen bien estos partidos igualados, en los que vemos que el equipo se encuentra cómodo, algo que a principio de temporada no era así, porque el pasado reciente de este club pesaba en los jugadores. Ahora nuestra mentalidad ha cambiado y si tenemos que seguir equivocándonos en los lanzamientos habrá que hacerlo, aunque en el aspecto personal me altere ver que en esa faceta del juego los chicos no están al nivel que me muestran en los entrenamientos”, reconoció Senovilla, que salvando el lunar que supuso la derrota en casa frente al Novás ha firmado con el conjunto navero una primera vuelta de la competición prácticamente impecable.

LA DEFENSA, MÁS ALLÁ DE LOS NÚMEROS

La estadística después de disputadas nueve jornadas de liga señala que el Viveros Herol Nava es, de largo, el conjunto más realizador del grupo, con un promedio de 32 goles por partido. Pero una de las claves del buen papel que ha realizado el equipo segoviano en este tramo inicial de la competición estriba en el apartado defensivo, porque la defensa 6:0 que suele proteger la portería que tiene como inquilinos a Patotski, Guiteras o Toro, se está mostrando más que sólida, forzando con el paso de los minutos muchas acciones de falta de ataque del equipo contrario. La solidez que muestran Álex Lodos, Gonzalo Carró, Nico López y Roberto Pérez por el centro, sin desmerecer en absoluto el trabajo de jugadores con (en teoría) más peso ofensivo como Prokop o Moyano, está siendo muy destacado más allá de los números.