Publicidad

Segovia es una de las cunas del fútbol sala, y durante un buen número de años los clubes segovianos han venido trabajando con la cantera, formando jugadores a base de mucho esfuerzo, consiguiendo que el sala fuera el deporte con más licencias en la ciudad.

Desaparecido el Caja Segovia en un primer término, y el Segovia Futsal posteriormente, el sala segoviano se quedó sin referencias en la máxima categoría, y los jugadores en edades de promoción no tuvieron ese espejo en el que mirarse, esa meta a la que llegar.

Pero eso no ha restado un ápice de ilusión a los clubes de cantera, y si hace apenas un par de días el pabellón Agustín Fernández se llenó en sus
gradas para disfrutar de las finales del Memorial Félix Martín ‘El Botas’ para las categorías prebenjamín y benjamín, en la jornada de ayer el pabellón Pedro Delgado acogió un más que buen trofeo de fútbol sala para la categoría alevín que organiza el club Segosala en memoria de Antonio Ibañes, padre de Daniel Ibañes, uno de los fundadores del club.

LOS PARTICIPANTES

Seis conjuntos tomaron parte en la competición, con tres equipos del Segosala, uno de la Gimnástica Segoviana, uno del Sporting Nava y el Intersala A jugando una primera fase de grupos en la jornada de mañana, y los encuentros para el quinto y sexto puesto, más las semifinales y la final, en la jornada de tarde.

A las semifinales de la competición llegaron los conjuntos A y B de Segosala, además de la Gimnástica Segoviana y el Sporting Nava. La primera de las semifinales fue dominada por el conjunto azulgrana frente a un animoso equipo navero, mientras que en la segunda el equipo B del Segosala logró clasificarse para la final.

Ya en el encuentro definitivo, la Gimnástica Segoviana consiguió imponerse al Segosala B por un apretado 4-3, lo que da muestra de la tremenda igualdad que hubo sobre la cancha del Pedro Delgado con dos plantillas que demostraron tener jugadores de calidad, amén de guardametas bien preparados y que realizaron intervenciones de mérito.

LA CLASIFICACIÓN

Finalizado el trofeo, la clasificación final reflejó el primer puesto para la Gimnástica Segoviana, que toma el relevo del Sporting Nava, el subcampeonato para el Segosala B, la tercera plaza para el Nava y la cuarta para el Segosala A. El Intersala, que terminó quinto, y el Segosala C, que acabó en la sexta plaza, cerraron la clasificación de un torneo que cerró su octava edición con la sensación del trabajo bien hecho, como corresponde a un club que siempre busca sembrar en la cantera del fútbol sala algo más que, simplemente, ganar los partidos.