dep5_1-ciclismo-salida-vuel
El pelotón de la tercera etapa de la Vuelta a Castilla y León sale desde los pies del Acueducto hacia el paseo de Santo Domingo. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La tercera y última etapa de la XXXIII Vuelta Ciclista a Castilla y León tomó parte a los pies del Acueducto. Sobre el escenario segoviano se dieron cita el director general de deportes de la Junta, Alfonso Lahuerta; la alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero; y la concejala de deportes, Marian Rueda; junto al director de la Vuelta, Laudelino Cubino.

A las 10.20 horas tuvo lugar la salida neutralizada hacia el paseo de Santo Domingo, la cuesta de los Hoyos y la calle 3 de abril. Los corredores regresaron por la CL 605 hacia la antigua carretera de Arévalo sentido Segovia y subieron otra vez por los Hoyos para continuar camino hacia Ávila donde esperaba la meta. Tras un recorrido de media montaña, definido por un circuito de 165,6 kilómetros, el alicantino Rubén Plaza entró el primero en la meta, ubicada en la Plaza de Santa Teresa de la capital abulense, después de culminar una larga escapada, prácticamente en solitario.

El componente del Israel Cycling Academy sacó 56 segundos a Eduard Prades y Carlos Barbero, segundo y tercero respectivamente; lo que le valió para adjudicarse la Vuelta. De esta manera, Plaza suma un nuevo título a su palmarés de forma previa al Giro de Italia.