En una época en la que la sociedad gusta de usar y tirar, y que lo que ennoblece hoy lo entierra mañana bajo la fina capa del olvido, cuesta encontrar referentes más allá de un pasado que no es tal. Por ello, que una prueba como el Cross Nacional de Cantimpalos que se disputar a el próximo jueves haya cumplido medio siglo de existencia es un hecho absolutamente relevante y digno de elogio, aunque solo sea por las vicisitudes que la organización de la prueba ha superado a lo largo de 50 años.
Dos han sido las instituciones que han garantizado la supervivencia del Cross de Cantimpalos, el Ayuntamiento de la localidad que con más o menos medios siempre tuvo a su carrera como referente, y la Diputación sin cuya colaboración el deporte de la provincia no podría concebirse de la forma en la que se concibe actualmente. Hablar de personas imprescindibles en la organización de la carrera implicaría con seguridad la injusticia de dejarse a alguna de ellas en el tintero, pero la realidad actual señala que este cross no sería lo mismo sin la presencia de Íñigo Jimeno, cuyo espectacular trabajo de muchos meses da sus frutos el 8 de diciembre.
La institución provincial acogió la presentación del cross, que contó con la presencia del diputado de Deportes, Óscar Moral, junto al alcalde de Cantimpalos, Amador Álvarez, Íñigo Jimeno y Félix Matarranz por parte de la organización, y dos atletas como María Paz de Lucas e Idaira Prieto, pasado y presente del atletismo nacional y conocedoras del triunfo en el cross nacional.

UNA FECHA QUE NO CAMBIARÁ

Que la prueba cantimpalense sea la competición de campo a través más antigua de Castilla y León, y una de las más longevas de España sin tener (ni de lejos) uno de los presupuestos más altos, y teniendo como fecha de celebración el 8 de diciembre sabiendo que el Europeo de cross suele celebrarse en el siguiente fin de semana, con lo que ello supone a efectos de calidad de participantes, refleja bien a las claras el trabajo realizado por la organización para traer a Segovia a un elenco de atletas que no desmerecería en ninguna de las pruebas de mayor montante económico.
Así, para la presente edición en la categoría masculina es Adel Mechaal quien acapara todas las miradas. El atleta del Adidas atesora un palmarés espectacular, con el campeonato de Europa de 3000 metros en pista cubierta logrado en 2017, y el récord continental de la distancia logrado este mismo año amén del subcampeonato de Europa de cross en ese mismo año. Quinto en la final de 1.500 de los Juegos Olímpicos de Tokio haciendo marca personal, Mechaal llegará a Cantimpalos después de haberse impuesto con autoridad el pasado fin de semana en el Cross de Sonseca, superando a otro de los competidores que está en la línea de salida de la prueba segoviana, Abderrahmane Aferdi.

Pese a la tradicional coincidencia con el Europeo de cross, la prueba segoviana presentará un gran elenco de atletas en la línea de salida

Estos dos atletas no serán los únicos candidatos a la victoria, porque en Cantimpalos también se darán cita ganadores de ediciones anteriores como Ilias Fifa, Miguel Ángel Barzola, junto a otros atletas nacionales de mucha calidad como Juan Antonio ‘Chiqui’ Pérez, Santiago Catrofe o David Bascuñana.
En la categoría femenina también se presenta una atleta, Laura Luengo, como la principal referencia a la hora de buscar favoritos para la victoria, puesto que la integrante del club Seoane Pampín que se quedó muy cerca de formar parte de la Selección Española que correrá el Europeo en Turín, estará en Cantimpalos buscando un triunfo que también será el objetivo de otras atletas como Clara Simal, Cristina Espejo, Nuria Lugueros o la segoviana Idaira Prieto, ganadora del cross del año pasado y que en la presentación de la prueba señaló que “Laura aparece como la favorita, pero la carrera puede desarrollarse de muchas maneras, y dependerá del estado del circuito”, que se prevé embarrado por las lluvias que se prevé que caigan durante toda la semana.

MÁS QUE CROSS

La prueba, que coincidirá con la primera jornada escolar de campo a través y que gracias a ello elevará su participación por encima de los 1.600 atletas, conmemorará su redondo aniversario con una serie de actividades paralelas que comenzaron el pasado fin de semana con la presentación del libro que recordaba los inicios del deporte en Cantimpalos, y tendrá su continuación al finalizar la carrera, con una Gala que se llevará a efecto en el salón cultural de la localidad y en la que se entregará un recuerdo a todos los ganadores y ganadoras del cross desde el año de su inauguración, y la instalación de una escultura conmemorativa del cross en el Paseo del Prado. Actos que, sin duda, vienen a lucir aún más un quincuagésimo aniversario de un cross ya de por sí brillante.