Mauro Martín./ KAMARERO
Publicidad

A mediados del mes de septiembre de 2012 Mauro Martín tomaba el testigo de Javier Matesanz al frente de la Delegación Segoviana de Baloncesto, con una ardua tarea por delante, intentando potenciar todas las competiciones, crear una escuela de árbitros, continuar con la formación de técnicos y conseguir que Segovia tuviera más ‘peso’ dentro del baloncesto autonómico.

Ocho años más tarde el baloncesto segoviano ha ido poco a poco en número de licencias y de equipos, aunque continúa faltando ese conjunto de referencia que pueda jugar más allá de la Primera Nacional, algo que está intentando el CD Claret.

Al ser año olímpico (pese a que los Juegos se hayan visto aplazados un año) se han de producir las elecciones en las diversas federaciones territoriales. La de baloncesto no iba a ser una excepción, y más después del repentino fallecimiento del presidente de la misma, Carlos Sáinz, por lo que habrá nuevo presidente de la Federación Territorial el 12 de septiembre, tras la asamblea general que se llevará a cabo para proceder a la elección. Mauro Martín cierra de esta manera su segundo ciclo como delegado provincial, y ya ha anunciado que no continuará al frente de la Delegación en un tercer mandato después de ocho años de trabajo.