Mauro Martín (d.) entregando un trofeo al CD Base./ E.A.
Publicidad

Mauro Martín hizo oficial su marcha de la Delegación Provincial de Baloncesto poco más de ocho años después de su llegada sustituyendo a Javier Matesanz. Dos legislaturas en las que el directivo y su equipo de trabajo han conseguido revitalizar el deporte de la canasta en Segovia, con un aumento en el número de licencias y de equipos, ayudados sin duda por la labor de los clubes de base, cuyo esfuerzo por mantener viva la llama del baloncesto tanto en la ciudad como en la provincia es siempre muy destacable.

Mauro entró en la Delegación avalado por el presidente de la Federación Territorial, el recientemente fallecido Carlos Sáinz, y su trabajo fue paulatinamente dando frutos, potenciando la competición provincial, creando la liga femenina y organizando y apoyando cualquier evento que pudiera servir de promoción al deporte de la canasta en Segovia.

Pese a que el nuevo presidente de la Federación Territorial, Óscar Castañeda, pidió expresamente a Mauro Martín que continuara una legislatura más al frente de la Delegación, el segoviano ha optado por dar un paso a un costado, dejando vía libre para que lleguen nuevas ideas, pero ya ha anunciado que continuará vinculado al baloncesto, y con el penar de no haber podido finalizar las competiciones en la pasada campaña por culpa del coronavirus.

Despedida y agradecimientos

“En un año complicado donde el deporte, y especialmente el baloncesto, ha quedado suspendido por la crisis sanitaria, la decisión de dejar los puestos directivos de la Federación de Baloncesto de Castilla y León ha seguido presente en todo momento, a pesar de ser triste tener que despedirse en una situación donde no hemos podido cerrar ni la temporada, ni nuestras actividades.

Sin embargo, tras ocho años dirigiendo la parcela federativa del baloncesto segoviano, creo que es necesario que para el crecimiento de nuestro deporte y de nuestra provincia pueda sustituirme alguien con ideas renovadas, con la misma ilusión y ganas de trabajar en pro del baloncesto segoviano, como con las que entré yo.

Han sido ocho intensas temporadas, muy gratificantes, donde el baloncesto de Segovia ha experimentado un importante crecimiento, ha aumentando el número de licencias, se han creado múltiples actividades para todas las edades, categorías y géneros, y se ha mantenido una estrecha colaboración con los clubes de la capital y la provincia para mantener una gran estructura deportiva de nuestro deporte.

Por ello, es de recibo agradecer a todos los clubes, directivos, entrenadores, jugadores y árbitros su implicación, sus facilidades y su participación en todas las propuestas que se han llevado a cabo durante estos ocho años. Me gustaría agradecer también su apoyo y seguimiento hacia el baloncesto segoviano a los medios de comunicación, siempre atentos a todas nuestras actividades y muy respetuosos con todo lo que ha ido saliendo adelante, dotando de gran importancia para nosotros la repercusión que nos habéis ido brindando semana tras semana para poder llegar a toda la sociedad segoviana.

Ni qué decir tiene, que otra parte importante del apoyo recibido durante todos estos años ha sido el interés por parte de las administraciones públicas, ayuntamientos y Diputación, que nos han ayudado a sacar adelante todas estas actividades, competiciones y conseguir algún evento de repercusión nacional.

También ha sido muy importante haber contado durante todo este tiempo con empresas segovianas que han patrocinado y colaborado con nosotros, y han posibilitado una mejora de calidad de todo lo que hemos ido realizando.

Por último, el mayor de mis agradecimientos va dirigido a todas aquellas personas que durante este tiempo han formado parte de mi equipo de trabajo dentro de la Delegación, coordinando diferentes áreas, ayudándome a hacer realidad mis proyectos, gente con la que he compartido mucho tiempo pero que sin lugar a duda son los grandes tapados de todo lo que se ve en el baloncesto de Segovia, pues sin ellos no se habría podido elaborar un programa tan complejo de eventos y actividades.

Me gustaría trasladar mi felicitación al nuevo presidente, Óscar Castañeda, quien en todo momento me ha manifestado su interés en mi continuidad y ha respetado mi decisión, aprovechando para desearle mucha suerte al frente dela Federación Territorial, un sitio para el que no se me ocurre nadie mejor preparado que él.

Ha sido un tiempo muy especial compartiendo muchas experiencias en torno al baloncesto de Castilla y León, y de donde me llevo muchos amigos, especialmente todos aquellos directivos que nos han acompañado estos años y que me han enseñado la realidad de otras provincias; también me llevo el gran trabajo de todos los empleados de la Federación, que se han preocupado por solventar todos aquellos problemas y necesidades que ha generado un baloncesto tan activo como el segoviano.

No quiero despedirme sin recordar a la persona que me aceptó como directivo en la Federación siendo prácticamente un crío y sin conocerme de nada, el que siempre será mi presidente, Carlos Sainz, siempre pendiente de nuestras actividades y siempre peleando por un baloncesto femenino, motivación que siempre hemos compartido. Su marcha deja un vacío que por otro lado se compensa con nuestras experiencias luchando por el baloncesto de nuestra comunidad.

Es el momento de dar el relevo a alguien que seguro sigue con una línea de trabajo que fomente el crecimiento de este deporte en nuestra provincia y que espero que disfrute del cargo tanto como lo he disfrutado yo. Es tiempo de descansar,y dejar descansar a mi familia, que tanto me ha apoyado y ayudado en este tiempo de actividad intensa, y empezar a preparar nuevos proyectos, ya que es seguro que pronto estaremos pensando en alguna actividad que colabore con el crecimiento del baloncesto segoviano.

De nuevo muchas gracias a todos por estos ocho años, y nos veremos en las canchas cuando podamos volver a disfrutarlas”.