Publicidad

La Gimnástica Segoviana se ha marchado de vacaciones después de finalizar una atípica pretemporada con el disgusto de no haber podido consumar el ascenso de categoría. Más de un año después de iniciar el trabajo de la pretemporada, y después de un parón de tres meses, el equipo y la Junta Gestora del club se despidió en La Nueva Balastera y se marchó a disfrutar de unas merecidas jornadas de asueto.

Sin embargo, no podrán prolongarse demasiado en el tiempo los días de descanso, porque la temporada 20/21 hace tiempo que echó a andar para algunos clubes que han venido trabajando en los despachos poniendo los cimientos a unos proyectos deportivos que pueden ser interesantes.

No cabe duda que la ausencia del Zamora en el grupo VIII de la Tercera División va a abrir algo más el abanico de conjuntos que pueden optar tanto al título de Liga como a una de las cuatro primeras plazas que dan derecho a disputar el play off, pero no es menos cierto que el hecho de que la Segunda División B vaya a contar la próxima temporada con cinco grupos en lugar de cuatro (puesto que a los 18 conjuntos ascendidos de Tercera aún hay que sumar dos más que saldrán de la repesca de primeros clasificados, y no hay que olvidar que no hay descensos) va a restar futbolistas de calidad a los equipos de la Tercera.

MENOS DE DONDE ESCOGER

“Tenemos la suerte de que siempre hay jugadores que quieren venir a la Segoviana”, señalaba Agustín Cuenca tiempo atrás, cuando a la hora de hacer los proyectos deportivos el club recibía un gran número de currículums de jugadores esperando tener un hueco en el equipo. Pero, una vez conocido el presupuesto para la plantilla, la dirección deportiva siempre ha tenido claras sus preferencias en lo que a futbolistas se refiere, y estas han pasado por mantener al colectivo por encima de las individualidades. La fuerza del vestuario gimnástico es la que ha permitido al equipo salir adelante en momentos complicados.

Bajando a lo terrenal, como en campañas anteriores la dirección deportiva se ha dado un tiempo de descanso antes de volver a la tarea de confeccionar un plantel competitivo para el curso 20/21. Todos los jugadores están en disposición de negociar con otros clubes, y a algunos como Adrián, Viti o Rui no les están faltando las ofertas.

DIFÍCIL EN LO ECONÓMICO

El club aspira a que en el apartado económico el Covid-19 no le pase una excesiva factura. Siendo evidente que la crisis sanitaria ha dado paso a una más que difícil situación económica, y que la incertidumbre acerca de la posibilidad de jugar los partidos de liga a puerta cerrada van a provocar que los ingresos tanto por patrocinios como por abonos sean menores, la Junta Gestora estudia diversas opciones para conseguir unos ingresos mínimos que puedan permitir confeccionar un equipo muy parecido al de temporadas anteriores, con un núcleo importante de futbolistas de Segovia más algunos refuerzos llegados de fuera.

CON MANU, UN TIEMPO PARA PENSAR

En el caso del técnico, tanto el club como Manu González se han dado un tiempo para descansar del exigente tramo final de la temporada. Se espera que la próxima semana comience el trabajo de confección de la plantilla, porque mañana jueves la Federación Territorial aprobará el calendario de competiciones para la próxima temporada, y hay que ponerse en marcha. El Astorga, el Ávila, la Arandina o el Burgos Promesas, rivales que aparecen en las primeras plazas como candidatos al play off, ya lo han hecho.

LA GESTORA SUMARÁ EFECTIVOS

La Junta Gestora de la Segoviana prepara cambios de cara a la campaña 20/21 en la que tendrá que continuar al frente del club puesto que no se presentaron candidaturas a la presidencia del mismo en la pasada convocatoria de elecciones.

Todo hace indicar que serán dos las personas que entren a ayudar en la Gestora, y Agustín Cuenca espera no tener problemas a la hora de poder integrar a esas personas en la Junta, “ya que solo faltaba que se nos pusieran pegas cuando esas personas vienen a ayudar.

Entiendo que sí se pueden integrar a algunos socios del club en la Gestora, pero siempre he dicho y mantenido que el que quiera, que se ponga al frente de la Segoviana”.

Además, la Gestora está recopilando la información económica que, antes del 21 de septiembre, deberá entregar a la Federación Española de Fútbol, que durante tres temporadas recibirá esta información contable únicamente a modo informativo, para poder tener unos criterios sobre los que apoyar el órgano de control económico que se implantará dentro de dos temporadas en el fútbol no profesional.

Esta es la segunda temporada en la que la RFEF está recopilando esta información contable. Una vez concluidas las tres campañas, la Federación elaborará junto a los clubes un modelo y un estándar de control económico tanto para la Segunda División B, como la Tercera. También se negociará con los clubes el régimen sancionador en caso de incumplimiento. El plazo para presentar la documentación acaba el 21 de septiembre.