Equipo del CD Quintanar que milita en la Liga Doble G./ CD QUINTANAR
Equipo del CD Quintanar que milita en la Liga Doble G./ CD QUINTANAR

El fútbol femenino en Segovia sigue encontrando su sitio dentro del panorama autonómico, con equipos como el Monteresma bien asentado en la Liga Gonalpi, y otros como el San Lorenzo o el CD Quintanar haciendo los deberes en la Liga Doble G.

El Monteresma cerró la temporada en lo que a partidos como local se refiere endosándole un set al Femenino Ponferradina, en un encuentro en el que las jugadoras que dirige Darío Esteves demostraron su progresión en una temporada en la que la marcha de jugadoras con mucho peso específico en el equipo, y la llegada de otras que pronto tuvieron que asumir responsabilidades, hizo que el equipo fuera de menos a más en la temporada.

Paola, Irene y Eva pusieron el 3-0 en el marcador antes del descanso, resultado con el que el Monteresma afrontó la segunda parte con mucha comodidad ante un oponente que no terminaba de generar peligro sobre la portería segoviana, y solo con los tantos de Elena y Marina llegó con más claridad al marco de Candela, marcando dos tantos que no inquietaron la victoria del equipo morado, que certificó Desiré con un el gol local.

Con este resultado el Monteresma, se sitúa en la octava plaza con 25 puntos a falta de dos jornadas para el final de la competición, que para el equipo segoviano solo es una, ya que tiene que superar la jornada del descanso del próximo fin de semana, poniendo el punto y final a la liga el 29 de mayo visitando el campo del Salamanca B, con el que pondrá en juego esa octava posición con la que aspira a terminar la temporada regular.

LIGA DOBLE G

En la Liga Doble G hubo cara y cruz, aunque en esta ocasión se invirtieron los papeles entre el San Lorenzo La Parrilla y el CD Quintanar. El equipo del barrio segoviano perdió con claridad en su visita al campo del Parquesol al que acudió con solo diez jugadoras que se esforzaron al máximo para competir ante uno de los mejores equipos de la competición.

El CD Quintanar se llevó la alegría de la jornada al conseguir su segunda victoria en la temporada que le apartó del farolillo rojo de la clasificación, subiendo una plaza a costa del Palencia B, gracias a una buena entrada al partido, ya que en los cinco primeros minutos los goles de Alejandra y Valeria habían encarrilado la victoria del equipo amarillo, que aguantó los ataques de su oponente durante todo el choque, rubricando su triunfo con el tercer tanto que anotó Irene.