Publicidad

La pandemia consiguió cerrar las instalaciones deportivas de Segovia durante unos meses, pero no frenó el trabajo permanente de mantenimiento que se realiza desde el Instituto Municipal de Deportes, que ha venido actuando sobre la práctica totalidad de las instalaciones de la ciudad con el fin de dejarlas en el mejor estado posible para cuando pueda reiniciarse la actividad.

Cosa distinta es cuándo podrá entrarse en la normalidad del uso de las mismas, puesto que el Covid-19 está bastante lejos de convertirse en un recuerdo, y las restricciones a la actividad deportiva de contacto que estableció la Junta de Castilla y León en la Orden que publicó el pasado 9 de julio se mantienen vigentes.

DEPORTES INDIVIDUALES

Por lo tanto, las únicas modalidades deportivas que pueden entrenar con una cierta normalidad son aquellas que se practican de manera individual, (atletismo, tenis, pádel o esgrima) aunque la Junta parece abrir la mano con respecto a deportes colectivos como el voleibol al señalar que “la práctica de la actividad deportiva federada de competencia autonómica y de ámbito nacional no profesional que se desarrolle en Castilla y León podrá realizarse de forma individual o colectiva, hasta un máximo de 30 personas de forma simultánea y sin contacto físico. No se aplicará este límite en las competiciones y entrenamientos donde las reglas federativas garanticen espacios diferenciados para cada equipo”.

Lo cierto es que la Orden emitida por la Junta de Castilla y León no es lo suficientemente concreta, y por ello se han generado un buen número de dudas acerca de qué actividades deportivas pueden realizarse y cuáles siguen prohibidas. La única certeza de todo ello, tal y como señala la concejal de Deportes, Marian Rueda, “es que se está produciendo una demanda de actividad física. La gente quiere cuidarse más y hacer deporte”.

La demanda de aparatos para realizar actividad física, y la paulatina ocupación de las pistas polideportivas que están abiertas así lo demuestra “que en principio estaban cerradas, pero poco a poco se han ido abriendo para que se puedan usar, si bien con mucha precaución porque hay un peligro evidente de contagio”.

ATLETISMO Y MÓDULO CUBIERTO

El deporte del atletismo es uno de los que antes salió del confinamiento, y que por su condición de eminentemente individual está encontrando más aceptación entre los segovianos. Tanto es así que ya se están planteando la celebración de los primeros controles de marcas en las pistas Antonio Prieto para el mes de agosto, y la concejal confía en poder celebrar las competiciones oficiales previstas en el calendario.

Por ello el IMD no ha dejado de trabajar en el proyecto del módulo cubierto, del que Rueda adelantó que ya se han realizado los estudios geotérmico y topográfico y se está a la espera de la redacción del proyecto definitivo para poder acudir a la Junta y al Consejo Superior de Deportes. Como afirma la concejal, “tenemos AVE, pero también tenemos necesidades en muchos ámbitos, y nos gustaría dotar de contenido a la ciudad para que quienes nos visitan tengan sus buenas alternativas, siendo el deporte una de ellas”.

LAS PRUEBAS CICLISTAS, COMPLICADAS

Al contrario que el atletismo, otro deporte individual pero que va a encontrarse con muchos problemas a la hora de celebrar sus pruebas será el ciclismo, que en Segovia tenía previsto recuperar en octubre las competiciones aplazadas correspondientes a la Semana de Ciclismo que debía haberse celebrado en las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro.

No lo tendrán fácil los organizadores, que durante lo que resta de semana se reunirán con la Concejalía de Deportes para valorar todas las opciones. Y es que el ciclismo tiene muy complicado el planteamiento de protocolos de seguridad, de tal manera que hasta la fecha solo se han previsto algunas pruebas en Zamora y Palencia, dos de las provincias que menos incidencia de coronavirus han tenido hasta la fecha.

 

LA PISTA DE TEJADILLA SERÁ LA PRIMERA

 

El Plan de adecuación ‘El Tejerín’, con el que el Ayuntamiento pretende la reordenación del valle de Tejadilla y su integración en la ciudad como nueva zona de ocio y recreo, va a propiciar la creación de una instalación polideportiva descubierta, que entrará en la primera fase de las tres de las que se compone el proyecto. Así, la responsable de la Concejalía de Deportes, una de las cuatro a las que afecta este proyecto junto con la de Urbanimo, Obras y Medio Ambiente, destacó que la pista tendrá medidas homologadas, contará con luz y estará enclavada en un entorno ajardinado y que contará con aparcamiento.

Esta primera parte del proyecto debe ser aprobada antes de que finalice el presente año, y se espera que los trabajos den comienzo bien en 2020, o en los primeros meses de 2021, “aunque en este asunto de los plazos administrativos siempre resulta complicado adelantar fechas”, señaló Marian Rueda.