María Sanz
María Sanz posa con el trofeo el día en que la selección española de fútbol sala ganó el campeonato europeo.

María Sanz Navarro (1997) se proclamó máxima goleadora en en el campeonato de Europa de fútbol sala femenino. Fue un triunfo que aún está digiriendo porque asegura que, como el resto de sus compañeras, “aún no somos conscientes de la importancia del resultado”. España venció a Portugal el pasado domingo en un encuentro que se decidió en la tanda de penaltis y donde la zaragozana de nacimiento, con raíces familiares en la provincia de Segovia, en Cabezuela, desempeñó un papel decisivo.

En su caso, además la victoria casi coincidió con la del equipo Atlético Navalcarnero, que ganó la liga una semana antes. “Fue todo muy rápido. Nada más ganar la liga llegó la concentración con la selección y seguidamente ganamos el campeonato de Europa… Se dice muy rápido pero ha sido una temporada muy intensa. Es algo muy importante que hay que valorar”, explica. “Después de dos años con el campeonato aplazado, el resultado corresponde a algo más que a una simple temporada”, añade Sanz, quien insiste en que se siente “muy orgullosa de formar parte de este grupo y haber conseguido este título”.

Recuerda la ilusión que le supuso en terminar ganando un encuentro que la selección portuguesa comenzó con superioridad. “Remontar nos llenaba de fuerza y meter el tercer penalti fue redondear el partido”, resume la jugadora, que consiguió poner por delante al equipo español en el tiempo extra. Pero las portuguesas volvieron a marcar y a igualar el marcador. De este modo fue en la tanda de penaltis donde se resolvió el campeonato que hizo que España sea ahora campeona europea de fútbol sala femenino.

De cara al futuro inmediato, María Sanz mantiene su contrato con el Atlético Navalcanero, con el que ha renovado y donde ha jugado en estas últimas temporadas. Así seguirá compaginando su trabajo diario en Madrid con los entrenamientos.

En este sentido, sobre su situación personal, María Sanz, que tiene a parte de su familia en Zaragoza y otra en Segovia, reconoce que las nuevas tecnologías de ahora le permiten estar más en contacto con sus más allegados. “A veces me gustaría tener más tiempo libre para poder estar con ellos, pero hay que hacer algunos sacrificios”. “Pero siento cerca a la familia y eso me ayuda”, agrega.

Ver más artículos

Redactor jefe de EL ADELANTADO DE SEGOVIA