El defensor de la Gimnástica Segoviana Víctor Martín 'Viti' divisa un pase en largo, durante un partido. / KAMARERO
Publicidad

Diez jornadas ha cumplido el Grupo VIII de la Tercera División y la Gimnástica Segoviana se mantiene cuarta con 21 puntos, a cuatro del actual líder de la competición, el Zamora CF. En este primer tramo de la temporada el conjunto azulgrana arrastra un balance de siete victorias por tres derrotas. Tras encadenar seis triunfos consecutivos, el plantel gimnástico sufrió un frenazo a su buena racha al caer en casa frente a la Arandina (1-3). Al igual que ocurriera en el campeonato liguero de la anterior campaña, al cuadro segoviano le cuesta superar a los rivales más directos por los intereses del play off. “Fue nuestro peor partido en casa en lo que yo llevo y aun así competimos la primera parte. Pasaron cosas en cinco minutos que no nos pueden volver a pasar“, reconoce el técnico Manuel González en rueda de prensa.

Pese a la derrota, el entrenador defiende a su vestuario: “Este equipo no se merece ciertas cosas que se dicen. Estos jugadores trabajan y estudian y se piden permisos para juntar fuerzas y llegar en la mejor forma posible. No nos salieron las cosas y aun así competimos en la primera parte frente a jugadores que viven del fútbol. No se les está tratando bien. No es una excusa. Al final son pequeños detalles. En cuanto no vamos ganando escucho y leo que ‘no valen’ o que ‘no están a la altura de la afición’. Creo que es al contrario y eso me preocupa”; y subraya: “Creo que los factores institucionales afectan a los aspectos deportivos y no debería ser así“.

De cara al choque del domingo en Tordesillas, asegura que el equipo “está con confianza, aunque las sensaciones no son las mejores”; y apunta: “Hay que abrir más los ojos y empatizar en las cosas que no terminamos de hacer bien”.

Viti, ante su exequipo

En cuanto al rival, fue el central Víctor Martín ‘Viti’ el que profundizó sobre él, al militar cinco temporadas en el Tordesillas e incluso llegar a ser capitán: “Para mí es partido muy especial. La considero mi casa y mi familia: me dieron la oportunidad de jugar en Tercera. Están pasando un bache. Tienen mucha gente joven y tienen que hacerse a la categoría. Aun así espero un partido duro en el que la afición apretará”.