Publicidad

El entrenador de la Segoviana, Manu González, expresó un moderado optimismo tras completar la segunda semana de entrenamientos del equipo azulgrana sin que la plantilla sufriera lesionados, y ya prepara una tercera semana en la que ya podrá trabajar junto a su cuerpo técnico los primeros aspectos tácticos después de quince días de mucho trabajo físico.

“Seguimos cumpliendo plazos y siguiendo el protocolo establecido en la medida de nuestras posibilidades. Todo va como esperábamos, y trataremos de que siga así, aunque todavía queda un mes para el play off y pueden pasar muchas cosas”, afirma el técnico, que considera “imposible” que el equipo pueda llegar en un momento perfecto de intensidad y concentración a un momento tan específico de la temporada como es el 19 de julio “y más viniendo de donde venimos”.

Aun así, Manu es muy optimista con respecto al nivel al que llegará la plantilla al encuentro frente a la Arandina, “porque los jugadores han llegado a un nivel muy bueno, incluso mejor al que llegan el primer día de pretemporada tras las vacaciones de verano. Se han cuidado mucho, quizá intuyendo que más pronto o más tarde se iba a volver a competir y llegaba el play off”.

“Me es indiferente que nos valga el empate”

El hecho de que el play off de ascenso pueda ser presenciado por un millar de espectadores tal y como establece la Junta de Castilla y León es valorado por el entrenador como “una buena noticia, porque la presencia de público es esencial en estas categorías. Por otra parte, es una pena que solo acudan 500 aficionados de la Segoviana, y eso siempre que la Territorial no se guarde algunas entradas para invitaciones”.

Además, este hecho vendrá a poner un punto más de concentración en los futbolistas, “y con eso se evitarán errores como los que estamos viendo en algunos partidos de la Primera División, porque los jugadores de la máxima categoría no están acostumbrados a jugar sin público”, y esa presión ambiental es la que lleva a los futbolistas de la máxima categoría a no relajarse, algo que está sucediendo con los estadios vacíos.

 

“Este equipo siempre sale
a ganar, y ya pensaremos
en que nos vale el empate
si a diez minutos del final el partido está igualado”

 

El encuentro ante la Arandina tendrá el condicionante positivo para la Segoviana de que al conjunto gimnástico le valen dos de los tres resultados para clasificarse para la final, un hecho que a Manu le es indiferente, “porque este equipo siempre sale a ganar. Plantearemos el partido como siempre, saliendo fuerte tratando de ponernos pronto por delante, y con una presión alta para intentar dificultar el fútbol del rival. Ya pensaremos en que nos vale el empate si a falta de diez minutos para el final llevamos el partido igualado”.

Sin embargo, Manu sí se muestra feliz por los cinco cambios que se van a permitir en los partidos, “ya que es una medida inteligente que favorece a los equipos. Teniendo en cuenta la plantilla que tenemos, tener la posibilidad de hacer cinco sustituciones nos da muchas alternativas”.

La Junta abre la puerta de La Balastera

Entre las normas que establece la Junta de Castilla y León para la ‘nueva normalidad’ en el deporte destaca sobre todo la posibilidad de que el play off express pueda disputarse con público en las gradas, ya que la competencia sobre este asunto, al tratarse de una competición profesional, le corresponde gestionar a la Comunidad Autónoma, tal y como se han encargado de dejar claro otras comunidades como Extremadura o Andalucía, que también abrirán la puerta a sus aficionados en sus respectivas fases de ascenso.

Así, en el apartado 3.21 de asistencia de público en las instalaciones deportivas, la Junta establece que “en el caso de los entrenamientos, competiciones o eventos que se celebren en instalaciones deportivas, podrán desarrollarse con público siempre que este permanezca sentado y que no se supere el 75 por ciento del aforo permitido, con un límite máximo de 500 personas para lugares cerrados y de 1.000 personas tratándose de actividades al aire libre”.

Siendo así, cabe esperar que la Federación Territorial, organizadora de la fase de ascenso, permita que en la Nueva Balastera pueda haber (en principio) hasta un millar de espectadores, deduciéndose que la mitad de las entradas serían para los aficionados de la Arandina, y la otra mitad para los de la Segoviana.