Publicidad

La Gimnástica Segoviana comienza a dar los primeros pasos en la confección de la plantilla para la temporada 20/21 que dará comienzo (si el Covid-19 y la Federación Española quieren) a finales del mes de septiembre, lo que implicará que buena parte de los jugadores azulgranas que disputaron la fase de ascenso apenas tendrán un par de semanas de vacaciones más antes de volver al trabajo.

Intentando comenzar la casa por los cimientos, el club anunció la renovación por una campaña más de Manu González, que cumplirá de esta manera su tercera temporada como máximo responsable del banquillo gimnástico. La entidad ofreció la renovación a todo el cuerpo técnico antes incluso de que concluyera la fase de ascenso, pero Ramsés Gil, Alberto Ginés y Juan del Estal optaron por no continuar en la Segoviana, mientras que Manu terminó aceptando la propuesta del club.

UN PROYECTO “QUE ILUSIONA”

En declaraciones al departamento de prensa de la Segoviana, el técnico madrileño señaló que había tenido varias ofertas para entrenar tanto en Madrid como fuera de España, “pero la Gimnástica Segoviana me ha dado una oportunidad muy grande para crecer y si ellos quieren que siga, qué menos que estar agradecido y continuar en un proyecto que me ilusiona mucho”.

En un somero balance de lo que fue la campaña 19/20, el entrenador azulgrana afirmó que, aunque de nuevo equipo se quedó a las puertas del ascenso, “el bagaje ha sido tremendamente favorable con una plantilla corta, futbolistas nuevos y fichajes que han dado un alto nivel sustituyendo a jugadores emblemáticos”.

MAÑANA, LOS PRIMEROS ANUNCIOS

“El objetivo sigue siendo hacer crecer a la Segoviana, conseguir una estructura lo más profesional posible dentro de nuestras posibilidades y dar paso a los jugadores de la cantera que pidan sitio en el equipo”. Así se expresa Manu González cuando se le pregunta por la plantilla de la próxima temporada, en la que el club ha venido trabajando en silencio tanto antes del play off como durante la presente semana.

No la faltará tarea al entrenador de la Segoviana a la hora de confeccionar la plantilla, aunque a partir de la próxima semana comenzarán a anunciarse tanto las renovaciones como las nuevas llegadas de futbolistas.

 

El entrenador señaló que el club azulgrana “me ha dado la oportunidad de crecer, y el proyecto del próximo año me ilusiona mucho”

 

Con todos los jugadores finalizando su vinculación a la Segoviana, el club ya conoce las necesidades de la plantilla. En la portería, David ha finalizado su cesión por parte del Real Valladolid, mientras que en defensa Rui apunta al Real Ávila (y su sustituto en el centro de la zaga podría ser el central de Las Rozas Álex Nogueira), mientras que en el centro del campo no será sencillo seguir contando con Dani Calleja por motivos laborales.

En la parcela ofensiva, Borrego también ha terminado su período de cesión y en principio retorna al Guijuelo. Son solo unos ejemplos de jugadores que están más fuera que dentro del conjunto gimnástico de cara al próximo curso y a los que habrá que suplir “dentro de las posibilidades del club” afirmó Manu González.

UNA ‘CARAMBOLA’ PARA UN ASCENSO

La controversia generada por la suspensión del partido que debía enfrentar al Deportivo de La Coruña con el Fuenlabrada puede terminar afectando a la Gimnástica Segoviana si prospera la demanda del Extremadura (uno de los conjuntos implicados en el descenso a Segunda B) de que esta controversia se solucione formando una liga en la Segunda División de 26 equipos.

La propuesta pasa por ser una de las que menos posibilidades tiene de prosperar, puesto que hay otras soluciones que tampoco satisfacen a casi nadie como la de la liga de 24 equipos, o incluso que se dispute el Depor-Fuenlabrada, pero que tienen más visos de ser las que finalmente se tomen.

Pero la realidad es que, si finalmente la RFEF y LaLiga decidiesen apostar por esa liga de 26 equipos, habría cuatro plazas libres en la Segunda División B, que serían (en teoría) para los cuatro campeones de grupo que no han logrado el ascenso en el play off, otra para el Portugalete que no ha podido jugar la fase de ascenso por tener un positivo por coronavirus en la plantilla, y la última para el mejor segundo de los grupos de la competición regular que no haya logrado el ascenso, plaza que sería para la Gimnástica Segoviana . La opción es, indudablemente, remota, pero en este fútbol del Covid-19 ya se ha comprobado que cualquier cosa puede suceder.