Lukas Simenas.
Publicidad

El Viveros Herol Nava ha viajado lejos para encontrar el recambio para Oleg Kisselev, que hace varios meses selló su compromiso con el Ademar de León. En una gran apuesta del club navero, el lateral izquierdo lituano Lukas Simenas cerrará la plantilla del conjunto de Diego Dorado en cuanto a incorporaciones internacionales se refiere.

Simenas, un auténtico ‘gigante’ de 209 centímetros y 105 kilos de peso, nació en la ciudad lituana de Klaipeda hace 24 años, y desde 2013 milita en el Dragunas Klaipeda, el mejor conjunto de balonmano de Lituania, campeón de la liga en el país en nueve de las últimas diez temporadas y que llevaba camino de alzarse con un nuevo título hasta que la crisis sanitaria obligó al cierre de la competición en Lituania, decidiendo la Federación acabar la liga sin proclamar un campeón.

Gracias a esos títulos, el jugador ha tenido la oportunidad de participar en la Copa EHF con su club de toda la vida, y también de formar parte de la Selección de Lituania con la que se prepara la fase de clasificación para el Campeonato del Mundo que se celebrará en Egipto en 2021, si el coronavirus lo permite.

 

Mucho lanzamiento exterior

La aventura en Nava de la Asunción será la primera experiencia internacional a nivel de clubes para Simenas, que como no podía ser de otra manera, destaca por su poderoso lanzamiento exterior en el ataque, mientras que en defensa se viene empleando con habitualidad en la zona central, aprovechando su envergadura. Después del lógico período de adaptación al balonmano español, su aportación puede ser más que relevante en un equipo que, si en la pasada campaña no contaba con demasiado lanzamiento exterior, para el curso 20/21 contará con brazos poderosos en los nueve metros.

Con esta incorporación, y a salvo de sorpresas de llegadas a última hora, el plantel del Viveros Herol Nava que comenzará la temporada a las órdenes de Diego Dorado estará compuesto por Yeray Lamariano y Dzmitri Patotsky como porteros, Carlos Villagrán, Rodrigo Pérez, Adrián Rosales, Lukas Simenas, Andrés Moyano, Filipe Mota y Jorge Silva en la primera línea, Darío Ajo, Andrés Alonso, Álvaro Rodrigues y Pablo Herranz en los pivotes, más Paco Bernabéu y Nicolo D’Antino en el extremo derecho, con Filip Vujovic y Óscar Marugán en el izquierdo.

“Es un gran paso para mí”

En declaraciones al departamento de prensa del Balonmano Nava, el jugador lituano señaló la importancia de firmar por el conjunto segoviano: “Para mí es un nuevo, primer y gran paso salir de mi ciudad natal y continuar mi carrera deportiva en otro país, otra ciudad y, especialmente, en otro equipo” al que espera adaptarse con rapidez: “el trabajo duro no es un problema, así es como se alcanzan grandes logros”.

A Simenas le sorprende “que en la pequeña población de Nava, donde no vive mucha gente, haya un gran equipo que juegue en España al más alto nivel”, y aún más que el pabellón se llene de aficionados para ver los partidos del equipo, aunque eso sea muy positivo “porque las grandes aficiones son como tener ocho jugadores en el campo, ayudan mucho al equipo”.