Publicidad

Lukas Simenas (Klaipeda, Lituania, 8 de mayo de 1996) se convirtió en la incorporación más llamativa del Viveros Herol Nava de cara al próximo curso 20/21. Su procedencia de una ciudad tan desconocida para Nava de la Asunción como lo es la localidad segoviana para Klaipeda, sus 209 centímetros de altura y sus ganas de aprender cuanto antes el castellano para poder integrarse mejor a la vida española, le llevan a no pasar fácilmente desapercibido.

P.- ¿Qué fue lo primero que pensó cuando le trasladaron la oferta de jugar en el Viveros Herol Nava?
R.- Cuando escuché la oferta me sentí sorprendido, porque era una oportunidad de dar un gran paso adelante en mi carrera e ir a jugar balonmano en España al más alto nivel. Pero también me sentí muy bien porque Viveros Herol Nava se interesara por mí.

P.- ¿Está siendo sencilla su adaptación a Nava?
R.- Mi adaptación es continua, y día a día mejora. Se necesita tiempo para adaptarse a diferentes estilos de vida, platos y clima. Pero creo que me estoy adaptando bastante bien.

P.- ¿Qué es lo que más extraña de su país?
R.- Si tuviera que elegir una cosa sobre mi país, lo que más voy a extrañar supongo que serían algunos platos tradicionales que saben muy bien. Pero no puedo dar una sola respuesta, estoy seguro de que hay más cosas que voy a extrañar.

“Se necesita tiempo para adaptarse a otro estilo de vida. Mis compañeros me están ayudando mucho”

P.- ¿Cómo es su relación con los compañeros de equipo? ¿Con quién consideraría que tiene la mejor relación?
R.- Creo que la relación con los compañeros de equipo es bastante buena. Con algunos paso más tiempo y con otros menos, pero en el entrenamiento me siento bien dentro del círculo de equipo. Si he de escoger con quien tengo mejor relación de mis compañeros diría que Adrián (Rosales), porque me ayudó a empezar, y con Dzimitry (Patotski) y Andrés (Alonso) porque paso la mayor parte del tiempo con ellos.

P.- Seguramente ya haya aprendido algunas palabras en español…
R.- Ya aprendí palabras típicas como buenos días, adiós, gracias y así sucesivamente, y también aprendí algunas palabras específicas del deporte que necesito para comunicarme con mis compañeros de equipo. Todos los días invierto tiempo en aprender el idioma y estoy mejorando las habilidades lingüísticas.

P.- ¿Habló con el entrenador? ¿Qué expectativas tiene Diego Dorado con su juego?
R.- Hemos hablado un poco, pero no mucho. El entrenador me ayuda a adaptarme al sistema de equipo para entenderlo mejor, y lo hace concentrándose en el proceso de entrenamiento para encontrar una buena conexión entre los compañeros de equipo y nuestros roles dentro del mismo.

 

“El equipo se completó muy bien, y tenemos las condiciones óptimas para entrenar al cien por cien”

 

P.- En la entrevista que concedió al club cuando se anunció su llegada, comentó que la Liga Asobal le atrae mucho. ¿Cuáles son las diferencias entre esta liga y la de Lituania?
R.- La mayor diferencia es lo popular que es aquí el balonmano, la atención que se le da y cómo a la gente le gusta este deporte. Otras diferencias son el nivel que es muy alto, el número de equipos participantes en la competición y el formato de la liga.

P.- ¿Qué objetivo se ha fijado al cambiar Lituania por España? En su país es un jugador reconocido, y ha hecho una gran apuesta al cambiar la comodidad de jugar para el mejor equipo lituano por ganar minutos en un equipo de la Liga Asobal.
R.- Mi mayor objetivo era probarme a un nivel más grande, tratar de mejorar todo lo posible y aprender más de la escuela de balonmano español. La clave para mejorar y ganar es trabajar muy duro.

P.- ¿Hasta dónde cree que este equipo es capaz de llegar? ¿Considera que se puede lograr la permanencia sin problema?
R.- El equipo se completó muy bien y tenemos todas las condiciones óptimas para entrenar al cien por cien. Creo que nuestro trabajo duro y dedicación demostrarán que somos capaces de lograr grandes metas.

P.- La pandemia del Covid-19 ha desarrollado una gran cantidad de problemas en España. ¿Cuál es la situación en Lituania con respecto a la enfermedad?
R.- En Lituania la situación es más leve que en España. Hemos sufrido casos, pero no tantos como aquí. Deseo que la situación mejore pronto y que todo vuelva a la normalidad.