rugby lobos
El jugador de los Lobos se hace con el oval ayudado por sus compañeros tras una touch./ KAMARERO

Una semana después del disgusto que supuso la primera derrota en la competición liguera, el BigMat Lobos supo reencontrarse con su mejor juego y sumar su segunda victoria en la Regional Madrileña tras imponerse por el marcador de 53-17 al Getafe Club de Rugby en el encuentro celebrado en las Pistas Antonio Prieto.

Cierto es que el rival, que no sabe lo que es ganar en la temporada regular, parecía propicio para que los Lobos consiguieran resarcirse de la derrota en Fuenlabrada, pero todos los partidos hay que jugarlos y bien que se puso ello en evidencia en una primera parte en la que los ataques se impusieron a las defensas, y en la que el equipo segoviano no solo no logró despegarse en el marcador, sino que se vio por detrás durante algunos minutos fruto de un par de ensayos del Getafe, uno de ellos con transformación posterior, que colocaron el 10-12 con el que el cuadro visitante respondió a los primeros ensayos de Adrián Tejedor y Jaime Lázaro por parte segoviana.

Pero poco a poco el ataque local comenzó a descubrir las debilidades de la defensa getafense, y con el ensayo de Miguel Guerrero y la posterior transformación, el partido comenzó a teñirse del color de los lobos, que lograron marcharse al descanso doblando en el marcador a su oponente gracias al ensayo de Miguel Martín y la posterior transformación de Adrián.

La confirmación, tras el descanso

Apenas iniciada la segunda mitad el BigMat puso de manifiesto que o iba a dejarse sorprender, y el ensayo de Pedro Rodríguez ya señalaba el camino de la victoria para el conjunto segoviano, que a partir de ese momento jugó con mucha más comodidad, y encontró a Rodrigo Martín para ir cerrando el marcador. Hasta tres ensayos logró el capitán de los lobos en el segundo período, que dejaron el marcador final en un 53-17 que pone al BigMat con dos victorias y una derrota en la séptima plaza de la clasificación, con nueve puntos.

Para la próxima jornada, que se celebrará el 7 de noviembre, el equipo segoviano se trasladará hasta el campo del Majadahonda en un encuentro que se presenta igualado, puesto que el conjunto madrileño tiene el mismo balance de victorias y derrotas que los lobos.